• LaVozUcayalina

Afectados de incendio piden relleno sanitario en su asentamiento

Vecinos del asentamiento Virgen de Guadalupe piden “que se rellene con basura”, la quebrada sin título en la que habitan y que luego del siniestro de anoche quedó devastada.


Escribe: Karol Pérez Noriega

Moradores afectados recibieron ayuda, sin embargo, la reconstrucción de sus hogares se encuentra lejos aún. Foto: Pablo Sánchez Romero

Esta madrugada se desató un voraz incendio que arrasó con 6 viviendas del asentamiento humano Virgen de Guadalupe en Callería. Decenas de afectados, cada uno con una historia diferente y unidos por la desgracia, aguardan la ayuda de personas y empresas de buen corazón a fin de lograr el impulso y fuerza para superar este obstáculo y salir adelante.


A continuación, La Voz Ucayalina (LVU), recogió algunos testimonios de los vecinos.

Carlos (46), dirigente sostiene que requieren título para proteger su propiedad. Foto: Pablo Sánchez Romero

Carlos Acosta Gutiérrez (46)


Durante el siniestro incendio, en medio de la desesperación, fue mordido por una víbora. Sin embargo, el afán por salvar a su familia lo motivó a hacer caso omiso del dolor. "Las condiciones en las que vivimos son pésimas y de riesgo, ante un incendio no tenemos por dónde salir", menciona Carlos. Asimismo, exhorta a las autoridades a tomar cartas en el asunto. Por otro lado, Carlos es padre de 3 hijos, el mayor es estudiante universitario y luego del fatal acontecimiento ya no tiene ningún aparato tecnológico para realizar sus tareas. Su segunda hija iba preparándose para postular a la universidad y la última está cursando la primaria. En estos momentos su mayor preocupación es cómo y con qué medio sus hijos van a continuar sus estudios. También menciona que cualquier tipo de ayuda será bienvenida.

José Luis (37), sostiene a su pequeña de 2 años en medio de la devastación. Foto: Pablo Sánchez Romero

José Luis Granizo Vicente (37)


Padre de familia de una menor de 2 años de edad, quién padece de convulsiones producto de un anterior accidente, perdió absolutamente todo los materiales de su vivienda. "A diario tomo pastillas para dormir, apenas pude salvar a mi familia, me siento desesperado porque producto de este incendio mi salud mental y física pueden complicarse. No tengo mis medicamentos y no tengo un casa para mi familia y lo más triste es que solo quedamos con la ropa que teníamos puesta encima", sostuvo a LVU.

Gulidy (32), no estaba en el momento del siniestro y por ellos no le quieren dar ayuda. Foto: Pablo Sánchez Romero

Gulidy Ahuanari Melendez (32)


"La ayuda de la municipalidad ha llegado para dar su apoyo a los damnificados del lugar, pero a mí no porque la casa no estaba habitada en ese momento", menciona Gulidy. Ella refiere está queja pues estaba viviendo en la casa de su suegra, muy cerca al asentamiento. La vivienda estaba en construcción y faltaba poco para culminar la obra. La municipalidad se negó a darle materiales y no consideran dar apoyo a Gulidy porque no cumple el requisito ''básico" (estar viviendo en el lugar de los hechos). Acto que ella considera injusto hacia su persona y familia pues la casa estaba en construcción y lo perdió todo.

David (27), pasará la noche bajo el cielo. Foto: Pablo Sánchez Romero

David Junior Ortega Silva (27)


Fue espectador media hora después del incendio, su vivienda fue afectada de una menor intensidad y logró salvar algunas cosas, luego de salvar a su familia, su mayor miedo era perder su motocar porque ese es su material de trabajo. "Me siento muy triste, no quisiera que nadie más pase por esta situación, hoy pasaré la noche bajo el cielo, es desesperante no saber que dar de comer a mi familia".

Asentamiento humano Virgen de Guadalupe aguarda por relleno que evite el riesgo de estar en una quebrada. Foto: Pablo Sánchez Romero

Los moradores afectados sostienen que las autoridades deben hacerse responsables por este incendio que los dejó en precarias condiciones. Dicen que invitan a las instituciones y empresas que puedan sumar esfuerzos y apoyar a la reconstrucción de las viviendas. La zona afectada esta en una quebrada y es de riesgo, además, no cuentan con títulos de propiedad y piden un relleno para la zona. “Aunque sea que lo rellenen con basura”, mencionó un vecino.