• LaVozUcayalina

Apoyo: 1,3 millones de personas en Perú no pueden cubrir costo de una canasta básica de alimentos

El país ha retrocedido 10 años en la lucha contra la pobreza, dado que actualmente una de cada cuatro personas es pobre, mientras que en 2019 era uno de cada cinco peruanos, situación que podría empeorar este 2022 si el gobierno de Pedro Castillo insiste en copar el Estado con personas sin capacidad de gestión y en medidas que afectan el empleo y la reactivación económica.


Vigilante.pe

Un reciente informe de Apoyo Consultoría reveló que hay 1,3 millones de personas en el Perú que no llegan a cubrir el costo de una canasta básica de alimentos (S/ 286), lo que equivale al 4% de la población nacional, en un contexto de alza de precios generalizada y una inminente crisis agraria en el país.


El estudio sostiene que el mercado laboral incidió en que el porcentaje de la pobreza se mantenga en 26%, por encima del 20% que había en 2019, antes de la pandemia. A esto se suma que hay unas 420.000 personas más en extrema pobreza que no pueden cubrir sus gastos en alimentos.


“El porcentaje de la población en extrema pobreza que trabaja es similar al de la población no vulnerable de ingresos más altos”, se lee en el informe, pero sus ingresos son mucho más bajos, debido a que solo pueden acceder a empleos de baja productividad y que en la mayoría de casos está en el sector informal.


Así, Apoyo también sostiene que el país ha retrocedido unos 10 años en la lucha contra la pobreza, dado que actualmente una de cada cuatro personas es pobre, mientras que en 2019 era uno de cada cinco peruanos.

“Este aumento de la pobreza se ha dado fundamentalmente en el área urbana, en tanto que en el área rural ya la tasa de pobreza es ligeramente menor. En particular, en Lima Metropolitana la pobreza aumentó 11 puntos al pasar de 14% el 2019 a 25% el 2021“, dice el reporte.


En tanto, hay un 35% de la población que no está en condiciones de pobreza, pero sí en una situación vulnerable, es decir, en riesgo de que caiga en pobreza, lo que equivale a 11,4 millones de personas.

Según el estudio, la situación es agrava porque las medidas y decisiones del gobierno de Pedro Castillo han contribuido al deterioro de los indicadores laborales y sociales, porque han generado “un entorno negativo para la inversión y la generación de empleo”.


Entre las propuestas que empeoran la inestabilidad política y la incertidumbre económica, Apoyo menciona el cambio de la Constitución, a través de la insistencia de la asamblea constituyente, las políticas laborales como establecer limitaciones en la tercerización y la propuesta de un nuevo Código Laboral, además de la mala gestión de los conflictos sociales.

“Si no se aplican las políticas adecuadas la pobreza extrema y la pobreza total serían mayores en 2022. Si el costo de la canasta básica sube 7% y los ingresos de la población no aumentan a causa de un estancamiento de la economía, la pobreza total podría elevarse hasta 30%. Además, debido a que los alimentos son los productos con mayor aumento de precios, sería más difícil costear una canasta básica de alimentos, por lo que habría también una mayor población en extrema pobreza, que se estima podría estar alrededor del 5%”. Informe de Apoyo Consultoría.

En ese sentido, urge un cambio de rumbo en el Ejecutivo, para enfrentar el contexto de alza de precios, que implica designar personas idóneas para la gestión pública, es particular en el Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (Midagri) y el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis).