• LaVozUcayalina

Asesino de Arbildo Meléndez Grández es trasladado a Pucallpa

Líder indígena fue hallado muerto en medio del bosque con un disparo en el cuerpo el 12 de abril del 2020. En junio del 2019, había protestado ante la presencia de mafias de traficantes de tierras en el frontis del GORE Huánuco.


Escribe: Samir Linares

xxx. | LVU


<<No existe crimen perfecto>>, es una frase que hoy trae algo de tranquilidad a la familia de Arbildo Meléndez Grández, líder indígena Kakataibo que fue encontrado sin vida el 12 de abril del 2020, en medio de la espesura del bosque. Crimen que hasta el día martes 10 de enero del 2022, había quedado impune, pues la Guardia Indígena Comunal de la Comunidad Nativa Santa Martha del distrito de Codo de Pozuzo (Huánuco), logró detener al asesino confeso del líder indígena, Abel Ibarra Córdoba.


La detención se produjo al promediar las seis de la tarde del último martes, luego de que Abel Ibarra Córdoba protagonizara una gresca con un indígena Kakataibo de 65 años, al cual le propinó cortes en el rostro.


La Voz Ucayalina dialogó con Herlin Odicio, presidente de la Federación Nativa de Comunidades Kakataibos FENACOKA; él nos mencionó que tras la detención del asesino confeso de Meléndez Grández, el Estado peruano a través de las instituciones que imparten justicia, debe actuar con celeridad y respeto a las comunidades indígenas, pues hasta la fecha existen muchos líderes o Apus que se encuentran en el anonimato, ya que viven amenazados e inclusive con atentados a sus vidas.


Del mismo modo, Herlin Odicio nos mencionó que esperan que el trabajo de la Guardia Indígena, sea apoyado por los diferentes estamentos e instituciones del gobierno, pues el trabajo de hombres y mujeres indígenas que muchas veces arriesgan sus vidas; está dando resultados, cómo en la detención del asesino confeso de Arbildo Meléndez Grández, asesinado el 12 de abril del 2020.


Arbildo Meléndez Grández, dejó en la orfandad a cuatro menores que aún esperan que su padre llegué a casa con las provisiones que fue a comprar ese fatídico día de su muerte.


Al cierre del presente informe se conoce que, Abel Ibarra Córdoba, fue puesto a disposición de efectivos de la comisaría de Codo de Pozuzo, quienes lo trasladaron hacia la sede de la Fiscalía Provincial de Puerto Inca para continuar con las investigaciones.


Es necesario mencionar que el pedido para que el Estado reconozca a la Guardia Indígena fue rechazado por el Ministerio del Interior.


La detención de Ibarra Córdoba, fue destacado por el Ministerio de Cultura a través de su cuenta oficial de Twitter.