• LaVozUcayalina

Caos y división reinan en el pueblo Shipibo

Luego de mes y medio del intento de sufragio para elegir un “autogobierno”, el pueblo Shipibo sigue dividido. El Poder Judicial anuló las elecciones y la Junta Directiva anterior vuelve al poder para convocar nuevas elecciones. Expertos y protagonistas hablan al respecto.


Escribe: David Díaz

“III Ani Tsinkiti”, en las instalaciones del Instituto Superior Pedagógico Publico Bilingüe de Yarinacocha (ISPPBY). I Foto: David Díaz.


Ha pasado aproximadamente un mes y medio desde que se desarrolló el “III Ani Tsinkiti” (gran asamblea), los días 27 y 28 de marzo del 2022, convocado y liderado por Ronald Suarez Maynas y su junta directiva en las instalaciones del Instituto Superior Pedagógico Publico Bilingüe de Yarinacocha (ISPPBY), donde representantes e integrantes de diferentes comunidades, así como profesionales, estudiantes y artesanos del pueblo Shipibo Konibo, participaron.


La asamblea tuvo por objeto generar espacios para agendar elementos constitutivos y estratégicos del proceso de autogobierno del pueblo Shipibo Konibo y la elección democrática de la nueva junta directiva del Consejo Shipibo-Konibo-Xetebo (Coshicox), sin embargo, hubo incomodidad de los participantes, quienes argumentaron que la gestión saliente no presentara un informe detallado de las gestiones realizadas durante los años de trabajo y los proyectos realizados. Así también, el fondo recibido y programas llevados a cabo por la institución indígena.


Otro de los temas tratados fue la propuesta del Gobierno Autónomo Territorial Indígena y dejar sin efecto a Coshikox. Sin embargo, este segundo punto fue desaprobado por unanimidad por la asamblea y se decidió continuar con Coshicox. Asimismo, como tema final se trató la elección de un nuevo Consejo Directivo, proceso dirigido por una mesa electoral. A la mentada elección se presentaron nueve candidatos, según registro de participantes, fueron 2350 delegados de los que 446 eligieron al abogado Demer Gonzales Vásquez, numero considerable versus lo obtenido por su contendor, Ronald Suarez Maynas, quien postulaba por la reelección y obtuvo apenas 226 votos.


Al conocer los resultados, fueron los excandidatos Medardo Mori Silvano y Lizardo Cauper Pezo quienes presentaron medidas cautelares buscando desconocer los resultados de la elección a cuestas y sentando posición de disconformidad con el proceso democrático llevado a cabo. Ello en desmedro de la representatividad de miles de representantes de comunidades que llegaron desde lejos a ejercer su derecho a sufragar. Ello se materializó el 10 de mayo cuando Mila Tinoco Silva, especialista de la Corte Superior de Justicia de Ucayali (CSJU), concedió la medida y “suspendió” los efectos del acta de elecciones y ordenó al consejo anterior a permanecer en el cargo “hasta que se emita la resolución definitiva del proceso principal”.


Vale aclarar que se presume que se ha violentado el estatuto de Coshikox. La lista ganadora no se dio cuenta que la convocatoria a un evento de tal magnitud tenía que tener su propia naturaleza, en consecuencia, era un nuevo proceso político e histórico del pueblo shipibo, que se denominó “Gobierno Territorial Shipibo Konibo”, y la Asamblea lo debió de aceptar como tal. Sin embargo, la Asamblea en mayoría aceptó que el evento se desarrolle como la parte de Coshikox, con lo que la multitud no tendría legalidad en el evento. De ese principio jurídico se valieron para pedir la nulidad del proceso y consecuencia interponer la medida cautelar. En otras palabras, esta medida judicial invalidó todo el proceso. Por otro lado, la directiva ya fenecida, encabezado por su presidente Ronald Suárez Maynaz, no hizo entrega por transferencia de los bienes patrimoniales de Coshikox al nuevo Consejo Directivo electo.


Ahora, la medida cautelar ya determinada por la instancia correspondiente favorece al directorio presidido por Ronald Suárez Maynas, y queda en manos de los verdaderos representantes que participaron, consolidar y fortalecer para corregir una gestión deficiente y autoritaria.


Coshicox, institución a cargo de llevar el proceso de institucionalidad del pueblo Shipibo Konibo, ha buscado por años el ansiado “gobierno autónomo”. Este proceso se inició antes del 2000 porque creíamos que nos falta representatividad y legitimidad. El pueblo Shipibo-Konibo tiene su origen en una serie de fusiones culturales entre tres grupos que anteriormente eran distintos entre sí: los Shipibos, los Konibos y los Shetebos. Las comunidades Shipibo-Konibo están asentadas en su mayoría en la región Ucayali y en las ciudades de Madre de Dios, Loreto y Huánuco, que abarcan una población de 32,964 habitantes, siendo uno de los pueblos más numerosos de la Amazonía peruana, según datos obtenidos por el Ministerio de Cultura (Mincul). El famoso sistema de diseño “kené” tiene un valor fundamental en la cultura Shipibo-Konibo. En el año 2008, el “kené” fue declarado Patrimonio Cultural de la Nación con Resolución Directoral RD N 540/INC-2008.


Cabe mencionar que existen en la actualidad tres pueblos indígenas que lograron y están en proceso de consolidar la creación de un “gobierno autónomo”. Es el caso del Gobierno Territorial Autónomo de la Nación Wampis (GTANW), que representa a la “Nación Wampís”, autodenominación actual. Ello desde el 29 de noviembre del 2015, cuando los representantes de 65 grupos y comunidades acordaron el Estatuto Constitutivo del Gobierno Territorial Autónomo de la Nación Wampis.


El 17 y 18 de diciembre del 2021 en Chiriaco, provincia de Bagua, Amazonas, se llevó a cabo las elecciones para la conformación del Gobierno Territorial Autónomo Awajún (GTAA), como parte de un proceso histórico que inició en 1995 con varias organizaciones awajún de las regiones de Amazonas, Cajamarca, Loreto y San Martín. También en el año 2017, el pueblo Harakbut se ha propuesto ser un modelo de gobierno autónomo territorial para el mundo, basado en la gestión y manejo sostenible de sus bosques y recursos.


A continuación, La Voz Ucayalina (LVU), recogió la opinión de un experto en materia amazónico, un actor directo del proceso y un sabio y docente, quienes expusieron puntos de vista y enmarcaron la situación del autogobierno y el marco legal, así como detalles de lo que fue o debió ser este importante evento electoral.


Rafael Eduardo Molina Palacios, sociólogo especialista en pueblos indígenas de la Amazonía.


“Es necesario indicar que la libre determinación es un derecho que es facultado por las Naciones Unidas desde el año 1960 bajo la resolución 14 y 15 que permiten que los pueblos puedan independizarse de otros gobiernos cuando se sienten oprimidos, cuando no se sienten representados, cuando no sienten que es legítimo. Con el paso del tiempo esta libre determinación ha evolucionado a dos tipos de libre determinación; está la libre determinación externa que es prácticamente independizarse de todo el país y la libre determinación interna que significa que si bien el Estado mantiene control político sobre todo su territorio, ciertamente hay partes del territorio que son gobernados por pueblos que tienen control administrativos, económico hasta jurídico, pero no significa que se separen o se dividan en otro país.


Sin embargo, el Estado peruano no reconoce un gobierno autónomo -no obstante está dentro del marco internacional- y sí podría reconocer a un gobierno autónomo hasta cierto punto, pero no reconoce hasta el momento al gobierno Wampis, o al gobierno Awajun, a pesar de los intentos que buscan su reconocimiento.

El gobierno autónomo no es legítimo de los pueblos indígenas, ese tipo de gestión no viene de ellos, sino que parte de una necesidad que busca responder a una coyuntura particular que es desfavorable a los pueblos indígenas. Además, la constitución de un gobierno no está escrita en un documento que mencione el tiempo, es un proceso que se debe llevar idóneamente, naturalmente, que emane de la misma población en el tiempo que le tome. En el caso de los Wampis, ha sido más práctico porque es una población menor de unos 10 a 12 mil habitantes dentro de un territorio no muy amplio y de fácil acceso -a través del rio Santiago-, pero aún se encuentran en un proceso de consolidación.


Los gobiernos autónomos, hasta cierto punto, son importantes porque preservan la identidad y la fortalecen. Pero hacerlo conlleva a un proceso largo y desafiante donde se visibiliza la capacidad de los líderes que la encabezan, estas iniciativas de poder consensuar y poder rendir cuentas a las personas que buscan representar y de eso va depender que tan exitoso pueda ser un gobierno autónomo.”

Ronald Suárez Maynas, presidente saliente del Coshicox. I Foto: Santiago Romaní.


“La idea era elegir al primer presidente del gobierno territorial del pueblo Shipibo-Konibo y donde cualquiera que se identificara como shipibo fuera a votar. Pero cuando ya no han a aprobado que sea el gobierno autónomo y con que continúe el Coshicox, esto ya cambia totalmente. El comité electoral ya les había sugerido pero los propios hermanos que estaban en la asamblea no querían saber nada, o sea desconocían todo, ellos mismos tienen la culpa. Estas cosas que están saliendo ni siquiera han salido de la junta directiva saliente, sino de otras personas, ellos me han denunciado a mí, no a ellos.


Las cosas están de esa manera y ellos ya sabían que esto iba a pasar les han dicho que estábamos mal, pero la gente ya tan desesperada porque todos los esfuerzos todos los logros que nosotros hemos tenido nunca nos han reconocido, un mínimo error para acusarnos de todo.


En este caso están Medardo Mori, Lizardo Cauper, Jhon Silvano Tutusima ellos son los candidatos perdedores que a mí me han denunciado y ahora la medida cautelar que ellos han presentado ya salió, pero yo no tengo que ver nada, ahora con esta medida cautelar a nosotros nos dan nuevamente esa potestad para proceder hacer nuevas elecciones en mejores condiciones y ya de acuerdo al estatuto. Nosotros esperamos hacer unas nuevas elecciones lo más pronto posible porque es un mandato del Poder Judicial. Estamos pensando que puede ser el 9 de agosto en la conmemoración del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, es una propuesta.


En el caso del pueblo Awajun, ellos han estado lo mismo que nosotros, peor todavía, pero son proceso que hay que ir madurando y ellos también como lideres también lo han madurado y saludamos porque después de tanto problema que también hubo allá con los Awajun por fin ya han consolidado el gobierno territorial y nosotros también vamos por el mismo camino, aunque todo proceso no es perfecto, hay errores que hay que corregir y fortalecer nuestra organización”.


Por último, Eli Sanches Rodríguez, docente, sabio y líder shipibo-konibo.


“El objetivo de fondo, lo que se quiere lograr es que esto sea como un puente para un llamado gobierno autónomo del pueblo Shipibo-Konibo, pero eso es un sueño. Es un derecho que también permiten las normas internacionales, en las que cada pueblo puede determinar su manera de gobernar dentro del contexto de su cultura, pero todavía estamos muy verdes. Para este objetivo grande de fondo el pueblo tiene que estar preparado, tiene que tener sus profesionales para hacer un registro de todos ellos, ¿cómo será un gobierno autónomo?, ¿todo se va administrar como quiere el pueblo?, pero ni eso tenemos ahorita. Tienen que saber cuántos sabios tenemos, cómo se va a restituir.


En segundo lugar tiene que haber un fondo para movilizar, organizar, sistematizar, implementar toda una política y toda esa política tiene que tener su base, su raíz fundamental, el pensamiento del pueblo shipibo. Es decir, cómo pensamos como pueblo shipibo con relación a otras culturas que funcionan en el mundo, estamos hablando de la cosmovisión, ¿cómo funciona ese pensamiento del pueblo shipibo?, como contexto cultural a lo que otros dicen filosofía. Pero si no existe eso tampoco, entonces no hay orientación de con qué pensamiento se quiere constituir este tipo de gobierno en el pueblo shipibo, pero en eso tampoco todos no están convencidos. Además, esta cosmovisión, este pensamiento propio que tiene el pueblo shipibo cómo cultura está desplomado, está caído por muchos tipos de cosmovisión. Pero lo que mas se acerca somos los docentes bilingües, nosotros trabajamos en base a todos esos conocimientos que tenemos como pueblo, de la medicina, de los astros, de la agricultura, de todo lo que tenemos como conocimiento propio, eso se tiene que reivindicar, eso se tiene que practicar en este gobierno como pueblo libre.


Hemos empezado a trabajar desde el 2009 durante todos estos se hubiese trabajado de manera conjunta con los profesores, con los sanitarios, con los jóvenes profesionales eso se hubiera tomado si queremos llegar al autogobierno pero lamentablemente no se hizo, mas bien se ha desmoronado y en eso que estamos así viene una nueva elección como si fuera la elección de un alcalde, un regidor de un gobierno regional con su campaña, cada cual con su grupo, eso era una vergüenza para nosotros, estaba fuera de nuestro contexto, muy lejos de nuestras costumbres, en nuestras costumbres no hay, no practicamos.


Yo participé en una lista no porque yo quería participar sino para motivar porque yo estaba asesorando a todos los grupos de los candidatos; inclusive me han dicho y porque andas por todos lados, esa es mi misión ahora, tengo que motivar a la juventud, tengo que motivar a las personas que ahora quieren liderar con las pocas cosas que también hemos aprendido en toda la vida.


Pero lamentablemente caemos en una total desunión a partir de una administración no adecuada y un liderazgo no pertinente. todo lo que se hizo durante años en el Coshicox no fue por consenso.


A todos los que me preguntan ¿qué es Coshicox, yo les digo que ya no existe, ahora lo que nos toca es pensar un poco. Ha salido una resolución nuevamente a favor de la anterior Junta Directiva, pero ya no tiene el reconocimiento absoluto del pueblo. Es muy complicada la situación.


Yo sé que Demer va a renunciar, yo hablo con él, es muy joven, es profesional, el tiene su propio emprendimiento. Ha querido hacer eso como joven, pero abajo está vacío sus propios conocimientos sobre cómo es que deben funcionar como gobierno indígena. Es mucho trabajo, pero no es difícil, cuando se quiere se hace, pero para hacerlo debemos pensar juntos de una sola manera.”