• LaVozUcayalina

“Carlitos” deja mujer embarazada clamando justicia

Nueva víctima de la delincuencia en Pucallpa habría muerto por encargo de uno de sus clientes. Los días transcurren y la impunidad se consume caso tras caso en la tierra colorada.


Escribe: Ceymo Rengifo

Nueva víctima de la inseguridad y delincuencia en Pucallpa deja niño en camino. | Foto: Santiago Romaní


Carlos Vásquez Grately (23), prestamista natural del centro poblado Roaboya en Padre Márquez, habría sido “centrado” por uno de sus clientes. Esta es la hipótesis que manejan los agentes de la Divincri que investigan el cruel asesinato de tres balazos en la cabeza de “Carlitos” como era conocido por sus familiares y amigos. Los responsables serían una banda de cerca de siete personas, entre locales, un colombiano y un venezolano. El hecho se produjo el último viernes por la tarde en el asentamiento humano Monterico de Yarinacocha, hasta donde Carlitos, quien manejaba los préstamos de un extranjero, llegó a realizar la cobranza diaria a un cliente. El dueño de la vivienda señaló a la Policía que al momento del crimen se encontraba fuera de casa en compañía de su pareja.


La banda de hampones cuenta, según fuentes policiales, con una adolescente de 14 años entre sus filas. Ella sería la encargada de transportar las armas hacia los puntos donde se cometen las fechorías. La policía halló esa misma tarde, en un hierbal, el canguro de la víctima con S/.1400. Asimismo, a centímetros de su cuerpo su celular no dejaba de sonar. “Carlitos” deja una mujer embarazada, quien llora su repentina pérdida y clama por justicia.

Familiares y amigos protagonizaron escenas de dolor en el lugar del crimen. | Foto: Santiago Romaní


El cuerpo de “Carlitos” fue retirado del Instituto de Medicina Legal de Manantay, hasta donde llegó para las diligencias de ley. Fue velado en medio de escenas de dolor en multitud en una vivienda del jirón Bolivia, en Yarinacocha. Este joven prestamista, que llegó de un caserío en la frontera de Ucayali y Loreto, se convierte en nueva víctima de la delincuencia y la inseguridad en Pucallpa, que a grandes pasos avanza ante la ineptitud de las autoridades competentes. Autoridades enfrascadas en infertiles discusiones y gestiones en papel.


“Carlitos” será enterrado este lunes, mientras la banda de prontuarios, conocidos según los vecinos por siempre “atracar” extranjeros, aún permanece en libertad.