• LaVozUcayalina

Carta de Refinca a pobladores Ucayalinos

Actualizado: 28 dic 2021

La Voz Ucayalina otorga la réplica a Refinca a través de la misiva que se leyó hace unos días en una conferencia de prensa. El texto ha sido editado en pequeñas partes, tanto de forma ortográfica como de extensión.


REFINCA se pronuncia. | LVU


A continuación el pronunciamiento de Refinca, atribuido a Samuel Dyer.


“El país, nuestra Amazonía y toda nuestra querida región Ucayali están pasando por tiempos de mucha incertidumbre y violencia. El crimen común y el organizado, así, como la corrupción han crecido en los últimos años, creando en los ciudadanos mucha desconfianza en sus autoridades, temor e inseguridad en todas ciudades, caseríos, comunidades nativas y zonas rurales. Ya no solo vemos robos de celulares, bicicletas, motos, motocarros, vehículos y en viviendas, sino que asaltan e invaden propiedades privadas grandes, medianas y pequeñas y hasta contratan crueles sicarios para asesinar a ciudadanos nativos, del campo y de las ciudades lo que está generando zozobra, terror, cierre de negocios, huida de inversionistas y gran inestabilidad en todo Ucayali.

 

Por esta inseguridad, tampoco vienen nuevas inversiones para generar trabajo, por lo que se genera desesperanza en nuestra ciudadanía y, en especial, en nuestra juventud, que está terminando su secundaria o estudios superiores. Precisamente, a todas las víctimas de la delincuencia queremos expresarles nuestra solidaridad e invitarles a iniciar una gran cruzada ciudadana para unidos trabajar, junto con nuestras autoridades honestas, los empresarios, gremios y la sociedad civil, para que estos crímenes no sigan impunes y se recupere la paz social y seguridad ciudadana, tan importante para atraer inversiones nacionales y extranjeras.

 

Dios nos ha bendecido al darnos y permitirnos vivir en esta región de la Amazonía. Somos uno de los cuatro países del mundo que compartimos los bosques tropicales, siendo nuestra Amazonía el segundo bosque más grande del planeta. Sin embargo, según la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y otras instituciones especializadas, cada año estaríamos perdiendo hasta 200 mil hectáreas de bosques, como consecuencia de la tala y minería ilegal, el tráfico de tierras y el narcotráfico, entre otros crímenes.

 

La región del Perú más afectada con la depredación y deforestación de nuestros bosques es Ucayali.

 

Pero, gracias a Dios, no todo está perdido. Nuestra suerte de ser amazónicos conscientes y responsables nos debe unir y motivarnos a organizarnos para cuidar nuestro mayor tesoro. También tenemos la oportunidad de empezar a crear una conciencia y nueva cultura amazónica para conducir a nuestras regiones a un desastre sostenible e inclusivo. y sumarnos a la “Cruzada Mundial de Lucha Contra el Cambio Climático”.

 

El reto es que las más de 10 millones de hectáreas deforestadas en nuestra Amazonía se puedan recuperar, una parte para bosques o cultivos para la agroindustria, y, otra, para actividades de reforestación sembrando maderas cultivadas para ser industrializadas y que tengan gran valor y no sigamos importando del extranjero, principalmente de Chile, al contrario, que nos convirtamos en los principales exportadores de maderas cultivadas.

 

Hoy, solo de bosques concesionados, toda nuestra Amazonía exporta apenas $100 millones de dólares anuales en maderas y se importa como $2,000 millones de dólares de maderas y derivados al Perú. Si nos propusiéramos sembrar aceleradamente en Ucayali unas 200 mil hectáreas, el Perú podría dejar de importar maderas del extranjero y, si en toda la Amazonía reforestamos aceleradamente, podríamos producir tanto que no solo necesitaríamos líneas de trenes para poder transportarla, sino convertiríamos a este sector como el segundo más importante del Perú, solo después de la minería, y, con toda seguridad, nuestra región sería la más próspera y desarrollada del Perú.


Nuestro sector reforestador, con maderas cultivadas a ser puestas en valor con la industrialización, podría generar más de 300 mil puestos de trabajo directo y formales en Ucayali, y más de dos millones en la Amazonía. Sería la principal herramienta que mitigue la pobreza en las zonas rurales de Ucayali y la Amazonía.

 

Precisamente, conociendo este enorme potencial, un conjunto de empresarios amazónicos peruanos hemos decidido invertir en la actividad agrícola de reforestación en la región de Ucayali. Y estamos haciéndolo, respetando la Ley, así como los derechos laborales y humanos de nuestros trabajadores.

 

En el caso de Refinca, tenemos decidido invertir en un proyecto pionero de reforestación de 21 mil hectáreas. Esta área nos aseguraría un volumen mínimo que justificaría construir un gran parque industrial que esperamos sea financiado por la cooperación internacional. El futuro parque industrial nos permitiría utilizar el 95% de los árboles en un circuito virtuoso de economía circular perfecta. La idea es que estas industrias produzcan las 24 horas del día, los 365 días del año, por mil o más años. Pero lo importante de este proyecto es que tiene un enfoque de inclusión social - tal vez esto ha sido uno de nuestros errores pues no ha sido  comunicado ante los medios de prensa y la opinión pública ucayalina -, dado que este moderno parque industrial será modular, es decir que su capacidad estará diseñada para crecer de manera progresiva en la medida que los pequeños y medianos agricultores también siembren y produzcan maderas cultivadas y, en ese propósito, pensamos buscar el apoyo del Estado, la ONU y de países desarrollados para que se logren líneas de crédito blandas (a bajos costos de intereses) para que los pequeños agricultores, con apoyo de REFINCA y otras reforestadoras grandes pioneras, se involucren en esta industria, trabajando inicialmente  en 30,000 mil hectáreas de maderas adicionales pero que podrá crecer hasta cubrir todas las áreas deforestadas. Asimismo, el parque industrial estará diseñado para que se instalen unas 300 industrias medianas y pequeñas para procesar, no solo maderas de plantaciones forestales propias y de terceros, sino de otras actividades económicas en Ucayali, como la agroindustria de la palma y el cacao, la industria de los muebles, pisos, puertas, juguetes, etc. en todas las diferentes escalas.

 

Es más, y tal vez esto sea lo más importante, a partir de este enorme sueño que empieza a convertirse en realidad, estamos trabajando junto con la Cámara de Comercio, Industria y Turismo de Ucayali y otras similares de toda la Amazonía Peruana, el Grupo Pro Amazonía, autoridades regionales y del Gobierno Central para conectar Pucallpa con la costa a través de un gran “Ferrocarril Ecológico Trasamazónico” que abarate significativamente los costos del transporte de carga, no solo de la madera, sino también de todos los productos agrícolas y otros que produzca la región, lo que traiga de  otras regiones o países a la Amazonía, así como para el transporte de pasajeros, entre ellos los turistas, que vendrían por cientos de miles y favorecería a nuestra economía. En su primera etapa, el ideal es que el tren conecte Ucayali con la sierra y costa de nuestro querido país por el oeste, pero también con el Brasil por el este. ¿Se imaginan que Lima consuma, por ejemplo, el jugo de naranja, o de toronja, o de piña u otras frutas enviadas de Ucayali y llegue fresca el mismo día que la trasformó en jugo en Ucayali? Para nosotros, este sueño es realizable.

 

Sin embargo, esta apuesta por el desarrollo de la Amazonía nos ha convertido en el blanco de varios ataques de bandas armadas, extorsionadores, y secuestros de nuestros trabajadores. Todo indica que los responsables de estos ataques, hasta ahora están impunes, son personas vinculadas al tráfico de tierras u otros vinculados a actividades ilícitas y, lamentablemente, apoyados y protegidos por la enorme corrupción que existe en nuestra región. No negamos que, en algunas áreas, encontramos algunos posesionarios, pero, en todos los casos nos hemos contactado con ellos e iniciamos conversaciones directas y respetuosas para llegar a acuerdos salomónicos, de tal manera que podamos, ambas partes, resolver estas situaciones muy comunes en nuestra región.

 

Asimismo, a partir del 1º de enero del 2022 nuestro directorio ha decidido abrir una línea ética directa para que cualquier ciudadano, debidamente identificado en alguna dirección que proporcione, pueda denunciar cualquier conducta o reclamo que pudiera tener en relación a un supuesto abuso de parte de funcionarios de nuestra empresa contra algún posesionario, proveedor vecino o colaborador (así llamamos a nuestros trabajadores), para poder investigarlo de inmediato y comunicar a ese ciudadano lo que hemos investigado o decidido.

 

Queremos comentar también que, al avanzar en nuestras actividades de reforestar, hemos encontrado algunas pozas de maceración en desuso, lo que de inmediato se puso en conocimiento de las autoridades respectivas. También nos han atacado delincuentes armados que enarbolan banderas terroristas y amenazas, como pueden apreciar en las fotos que estamos proyectando. En varias oportunidades secuestraron a nuestros trabajadores, incendiado y saqueado nuestros campamentos, destruido e incendiado nuestras maquinarias y de terceros, atemorizado y aterrado a nuestro personal, entre otros actos que atentan contra los derechos humanos. En varios casos han disparado a  nuestros colaboradores cuyo único pecado es trabajar horadamente para mantener dignamente a sus familias.

 

Bandas criminales pretenden despojarnos de nuestras tierras que fueron adquiridas a sus legítimos propietarios e inscritas como manda la ley, ante los Registros Públicos del Perú. Queremos decirles que nuestra decisión es seguir trabajando por el desarrollo sostenible e inclusivo de Ucayali y por lo tanto no queremos abandonar a nuestros colaboradores por lo que vamos a perseverar y defender nuestro derecho a invertir y generar más empleos para los ucayalinos.

 

Los dueños fundadores de Refinca son nacidos en la Amazonía y algunos son ucayalinos de nacimiento y, desde niños, trabajaron de manera honesta y trasparente en actividades lícitas. Han regresado a Ucayali porque aman a esta región, por gratitud de haber nacido en estas tierras amazónicas y, a pesar de que sus inversiones están en la costa o fuera del país, han decidido ser pioneros en liderar el más grande proyecto de reforestación en tierras deforestadas de la Amazonía y, en especial, de Ucayali y con ello queremos que muchas otras empresas nos imiten y vengan también a invertir en estabella región.

 

Finalmente, hacemos un llamado e invocación a los hermanos campesinos del centro poblado San Miguel de Semuya y del caserío San Juan de Pumayacu, que están siendo engañados y desinformados por personajes acostumbrados a vivir de la pobreza del agricultor y del tráfico de tierras, y, hoy se disfrazan de falsos ronderos campesinos. En cambio, les proponemos conversar y dialogar directamente y encontrar juntos el camino que nos permita resolver los problemas como personas cristianas y creyentes que buscamos un futuro con una mejor calidad de vida para nuestros hijos y familiares”.


El Directorio de Refinca