• LaVozUcayalina

Citan para el 30 de abril a Jennica Marquina a audiencia por difamación

Caso que involucra al expresidente de la Corte Superior de Justicia de Ucayali (CSJU), Moisés Arce Córdoba, podría concluir en sentencia por difamación, luego que en el 2019 el magistrado denunciara que Jennica Marquina se refirió a él con “tremendas afirmaciones”, “sin mayor sustento que unas conversaciones de Wazap”.


Escribe: Hugo Enrique Alejos

Marquina y Valega. Madre e hijos procesados. l LVU


Este 30 de abril en la sala de audiencias virtuales de la CSJU, el 1º Juzgado Unipersonal, se llevaría a cabo la audiencia por el presunto delito de difamación cometido en agravio del expresidente de ese órgano judicial, Moisés Arce Cordoba, por parte de la comunicadora Jennica Marquina Angulo en 2019, mediante diversas publicaciones en redes sociales, en las que lo acusa de participar en un plan para asegurar la vacancia del entonces alcalde de Yarinacocha, Gilberto Arévalo.


La conductora de La Ribereña, popular entre otras cosas por su animadversión con la arrestada exalcaldesa de Yarinacocha, Jerly Díaz Chota, a quien también acusó de corrupción en diferentes plataformas, también ha sido querellada por el exgerente municipal de la comuna yarinense, Carlos Valles Araujo -actualmente preso- a quien la querellada se refirió en los términos de “negocia con choros”, “chalequedo por un fiscal anticorrupción” y “mafia organizada de la Universidad Nacional de Ucayali”.


Es necesario mencionar que Marquina llegó al punto de, un día antes de realizarse un evento organizado por la exautoridad, hoy acusada de liderar una Organización Criminal denominada “Los Fantasmas de Ucayali”, realizar una especie de ritual en los exteriores del Hotel Casandina, sede de la mentada reunión. Marquina, se aprecia a través de las cámaras de seguridad, derrama un líquido (presuntamente un “elemento brujesco”), en la periferia del edificio.


No es la primera vez que la excandidata en dos ocasiones al Congreso -en la primera se “calateó”, para medio local-, se ve envuelta en líos por no acreditar o realizar publicaciones sin la debida verificación que exige la labor de prensa. Marquina, además de publicar en sus redes sociales, es madre de Jorge Valega Marquina, ingeniero informático (UNU), y administrador de la cuenta de Facebook “Prensa Libre Pucallpa”, en las que desde el anonimato realiza comentarios de opinión en favor de uno u otro personaje de la política local y en contra de otros, sin mayor sustento periodístico.


También es necesario mencionar que Moisés Arce Córdoba es hermano de Luis Arce Córdoba, exintegrante “renunciado” del pleno del Jurado Nacional de Elecciones (JNE), ambos acusados de pertenecer a la organización criminal “Los Cuellos Blancos del Puerto”.

Jenica regando elementos brujescos. l LVU


De tal palo


Jorge Valega Marquina es hijo mayor de la comunicadora Jennica Marquina Ángulo. Valega es administrador de la página de Facebook “Prensa Libre Pucallpa”, portal que difunde comentarios de opinión sin firma y sin realizar verificación de datos, o mostrar mayor sustento que trascendidos y chismes de alcoba.


Valega Marquina también es requerido por la justicia, el informático de carrera, quien aclara hoy “soy ingeniero de sistemas con maestría sustentada en (…)”, es procesado por falsificación de documentos en agravio del Gobierno Regional de Ucayali (GORE Ucayali), por presentarse al concurso público “Contratación del Servicio de Especialista en Telecomunicaciones, redes informáticas y control de calidad para la administración del contrato del proyecto Fortalecimiento de salud del hospital regional de Pucallpa”, falsificando las firmas de Julio Ricardo Espinar Barriga, en un documento que indica que Valega ha trabajado como Especialista en Telecomunicaciones, redes Informáticas v Control de Calidad en la elaboración del expediente técnico del Proyecto Fortalecimiento de la Capacidad Resolutiva del Hospital Regional Manuel Nuñez Butrón de Puno.


Además, de la falsificación del Certificado de Trabajo y firma del señor Aldrin Kruier Cayetano Cornelio, representante legal del Consorcio Nieto SKG. El documento indica que habría trabajado como Especialista en Telecomunicaciones en la ejecución de la obra Redes Informáticas y Control de Calidad en la ejecución de la obra Mejoramiento de la capacidad resolutiva de los servicios de Salud del Hospital Regional Hermilio Valdizán de Huánuco.


Valega Marquina, también ha sido señalado, según una fuente narró off the récord -que trabajaba en ese entonces en la UNU- a este periodista, como un asistente fantasma en la oficina del exvicerrector de la UNU, hasta donde su madre Jennica habría llegado a cobrar cheques a través de otra empresa que figuraba como proveedora. “Cinco mil soles mensuales por no mencionar los líos del rector, el mañosón Carlos Fachín, que estaba bien enterado de esto”, sostuvo una mujer allegada a la gestión en ese entonces.

Hermanitos Cuello Blancos Arce Cordoba. l LVU


En 2020, Valega también fue denunciado por el ciudadano Richard Henrry Quispe Mamani (45), por presuntamente pertenecer a una Organización Criminal liderada por el conocido y presunto extorsionador Carlos Sosa Estupiñán e integrada por el fiscal Anticorrupción Gómer Tuval Santos Gutiérrez, y otros comunicadores, quienes presuntamente pedían dádivas, favores y dinero a autoridades a cambio de no ser señalados en los medios que controlaban.


Es necesario mencionar que en los últimos días, acorde a su práctica usual, “Prensa Libre Pucallpa”, ha dedicado sendas publicaciones a un diario local, señalándolo de “diario favorito de las organizaciones criminales en Ucayali”, y sugiriendo que sus directivos “podrían terminar en la cárcel”. Veladas y gratuitas amenazas con base en chismosería de oficina.


Finalmente, es necesario mencionar que en comunicación con la comunicadora, Marquina señaló que su defensa “hizo un gran trabajo”, en referencia a Miguel Granda Daza, otro investigado y señalado por diversos ilícitos. Marquina señala que solo publicó y compartió información y por eso fue señalada, sin embargo, a su vez, desliga de la responsabilidad editorial de su hijo Valega Marquina y Prensa Libre Pucallpa, de quien dice “tiene un don para la escritura y debió ser periodista”. En fin. No hay peor ciego.


Hoy, Prensa Libre Pucallpa nos acusa de recibir “órdenes”, además, de “aclarar” títulos y grados académicos. La pobreza de exhibir títulos y la costumbre de recibir “ordenes”, no se condice con el quehacer informativo.