• LaVozUcayalina

Comecaca es inimputable por ser paciente psiquiátrico

Deyvi Aliaga Ríos logró escapar de la justicia por tercera vez. PNP le sigue los pasos, sin embargo, “Comecaca” tiene libre albedrío para matar.


Escribe: Sigridt Rodríguez

El temible “Comecaca”, no podría ir a prisión gracias a que se le declaró paciente psiquiátrico. | Foto: Santiago Romaní


Deyvis Junior Aliaga Ríos “Comecaca”, sobre quien pesa detención domiciliaria interpuesta por el Cuarto Juzgado Investigación Preparatoria de la Corte Superior de Justicia de Ucayali (CSJU), ha logrado burlar a sus custodios y darse a la fuga por tercera vez de la justicia y tiene libre albedrío para matar.


Y es que, según la información a la que tuvo acceso La Voz Ucayalina,  Deyvis Junior Aliga Ríos tiene en su haber al menos siete casos judicializados, por robo, hurto, e intento de homicidios. Asimismo, dos casos de asesinatos: el del técnico de la Policía Ángel Revatta Flores y el técnico electrónico, Teófilo Saromo Lozano.


Ministerio Público solicitó se le declare inimputable por ser paciente psiquiátrico


El pasado 15 de octubre del 2021, la Cuarta Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Coronel Portillo, solicitó al Juzgado de Investigación Preparatoria, se declare la INIMPUTABILIDAD, de Deyvis Junior Aliaga Ríos, adjuntando una copia certificada de una evaluación psiquiátrica N°000942-2021-PSQ remitido por el Instituto de Medicina Legal-División Clínico Forense del Ministerio Público.

“Debe recibir tratamiento psiquiátrico farmacológico de por vida”, cita la evaluación de octubre de este año. | LVU


Por lo que el pasado 8 de noviembre mediante resolución número cuatro, el Cuarto Juzgado de Investigación a cargo de la juez Melina Díaz Acosta, resolvió declarar fundado el pedido fiscal de declarar al denominado “Comecaca” como inimputable por el delito contra el cuerpo y la salud en la modalidad de homicidio en grado de tentativa, en agravio Jacson Samuel Rengifo Dávila, en la modalidad de lesiones leves en agravio de Merlin Pua Amasifuen.


La juez consideró que existen indicios suficientes que acreditan la inimputabilidad de Aliaga Ríos, pues según  señala la evaluación psiquiátrica donde se plasma que este fue “visto por psiquiatras y le diagnostican de padecer de psicosis tipo trastorno orgánico esquizofrénico y en otro trastorno delirante orgánico” es así que los médicos concluyen que presenta: “Trastorno psicótico crónico, se encuentra fuera de la realidad y no es responsable de sus actos”.


Paciente psiquiátrico desde adolescente

La Voz Ucayalina, accedió a información de casos ya judicializados cuando Deyvis Junior Aliaga Ríos, era tan solo un adolescente. Aliaga registra dos procesos el primero en el año 2010 por robo en el Juzgado de Familia, por el cual impuso contra este presunto delincuente juvenil la medida socio educativa privativa de la libertad por el plazo de 10 meses, medida dictada en enero del 2011.


El segundo proceso lo registra en el año 2011 cuando salió del centro juvenil, también por robo agravado, dónde le impusieron la otra medida socio educativa privativa de la libertad en el Centro Juvenil de Diagnóstico de Rehabilitación de Pucallpa “Maranguita”, por el plazo de dos años.


Es así que durante su internamiento en el centro juvenil, “Comecaca”, habría presentado cierto comportamiento que causando problemas al interior de dicho centro, por lo que existe un informe médico psiquiátrico del mes de octubre del 2018 que fue presentado por el director del Centro Juvenil de diagnóstico y Rehabilitación de Pucallpa al Segundo Juzgado de Familia, solicitando el traslado del entonces adolescente a un centro juvenil de Lima.


Sim embargo, dicha solicitud fue declarada improcedente por el Segundo Juzgado de Familia que además dispuso recabar un informe médico o psiquiátrico detallado (legible), del interno Deyvis Junior Aliaga Ríos, por el psiquiatra que los haya prescrito para que se le suministre fármacos (pastillas) u otros y posterior tratamiento (cantidad, desde cuándo y cómo), por lo que el ahora imputado por los dos asesinatos del técnico policial y el técnico electrónico, habría estado en tratamiento hasta haber cumplido su tiempo de reclusión, quedando libre al cumplir el plazo, quedando sin tratamiento y volviendo delinquir hasta la fecha.


Captura

La División de Investigación Criminalística (Divincri) de Ucayali apresó a Deyvis Junior Aliaga Ríos (26), ‘Comecaca’, debido a que era solicitado por el Cuarto Juzgado de Investigación Preparatoria del Poder Judicial desde el pasado 31 de mayo, tentativa de homicidio  contra André Acosta Loja con un arma de fuego.


Según documentos fiscales, André Acosta Loja y Deyvis Aliaga Ríos, se habrían conocido y hecho amigos al interior del Centro Juvenil de Diagnóstico y Rehabilitación de Pucallpa, cuando estuvieron recluidos, tras cometer cada uno el delito de robo cuando era adolescentes.


Asimismo, tras su captura testigos habrían reconocido a Aliaga Ríos, como el presunto autor de los asesinatos de técnico del PNP, Ángel Revatta Flores y Teófilo Saromo Lozano. A la fecha, se tiene conocimiento que en el caso del técnico electrónico, la Fiscalía ha solicitado se le practique una evaluación psiquiátrica al imputado, toda vez que padece de alteraciones mentales con la finalidad de que este sea recluido en un centro de Salud Mental, ya que no podría ser recluido en un penal por ser inimputable.


No obstante, debido a que Aliaga Ríos, se enloda con sus heces los especialistas no pudieron hacerle los exámenes correspondientes, sin embargo, ya existen informes psiquiátricos que avalan su padecimiento, informes del que parece la justicia no está enterada.


Por otro lado, en el caso del técnico de la PNP, hasta donde este medio de comunicación pudo obtener información, la fiscalía a cargo del caso aun no habría solicitado dicho informe, toda vez que esto podría de alguna manera acelerar el internamiento en un centro de salud Mental del imputado  y no pueda estar libre siendo un peligro para la sociedad.  


Fuga 

Pese a ser paciente psiquiátrico, Deyvis Aliaga Ríos, aparentemente cuenta con lucidez para poder escabullirse de la justicia y es que este miércoles 17 se escapó de su vivienda ubicado en el A.H Imperio por tercera vez, en donde cumplía arresto domiciliario y era custodiado por dos efectivos policiales.