• LaVozUcayalina

Congreso aprobó proyecto de ley para que productos de higiene menstrual sean gratuitos

La iniciativa, que fue aprobada en la Comisión de Salud, ahora tendrá que ser debatida en el Pleno del Congreso.



La Comisión de Salud del Congreso de la República aprobó el proyecto de ley que busca que todas las mujeres puedan acceder de manera gratuita a los productos de higiene menstrual. La iniciativa, que fue impulsada por la parlamentaria Arlette Contreras, aún debe ser debatida en el Pleno para su promulgación.


“Hemos presentado el proyecto de ley hace varios meses, pudimos haber sido el primer país como Escocia, por ejemplo, para que se puedan distribuir de manera gratuita los productos de gestión menstrual”, explicó la legisladora.


Como se sabe, menstruar en el Perú representa un monto de 63 soles anuales, eso sin contar con las compresas nocturnas especiales, pastillas para el dolor, productos extra de limpieza, entre otros.


Desde dicho punto, ya se marca una desigualdad, pues muchas mujeres en situación de pobreza no pueden acceder a tales productos.


‘‘El hecho de menstruar ya marca una diferenciación enemigas tema de costos. Cada vez hemos avanzado, por ejemplo, en disponer de papel higiénico en los baños; pero el tema de las toallas higiénicas es un asunto individual y cuyos costos solo se remiten a las mujeres'‘, explicó Susana Chávez, experta en Salud Pública.


Por su parte, Contreras pidió que estos temas dejen de ser vistos como un tabú. “Estos artículos son necesarios e indispensables para nosotras las mujeres. Las niñas y adolescentes tienen que dejar de ver a la menstruación como un tema que les avergüenza”, subrayó.


En el artículo 2 precisan que el Estado debe suministrar de manera gratuita toallas higiénicas descartables y reutilizables, tampones, esponjas marinas menstruales, paños absorbentes lavables, ropa interior absorbente y copas menstruales.


También propone que las mujeres y familias en estado de vulnerabilidad reciban un kit de emergencia con los productos necesarios durante el período. De probarse la norma, los productos serán distribuidos en cualquier establecimiento público de salud, instituciones educativas, albergues e incluso centros penitenciarios.