• LaVozUcayalina

Procuraduría solicitó ser actor civil en juicio contra menonitas

La institución pidió constituirse en representación del Estado, para cobrar millonaria multa a colonia menonita por presuntos daño al medio ambiente. De cumplir con los requisitos y probarse el ilícito, esto se haría efectivo. Por otro lado la defensa técnica de los imputados presentó una tutela de derechos.

Escribe: Sigridt Rodríguez

Líderes de las colonias acudieron a la corte a fin de demostrar su inocencia. | Foto: Santiago Romaní


La mañana de este viernes 8 abril, se llevó a cabo la audiencia al interior del Juzgado de Investigación Preparatoria de Delitos Ambientales, presidido por la magistrada Celinda Pizan Ugarte, en la que el procurador público, justificó su pretensión como representante del Estado en el juicio por deforestación contra la Colonia Menonita asentada en Sarayacu, Tierra Blanca, Loreto.


Son 3 millones 708 945 soles con 69 centavos, como multa que los representantes de esta comunidad tendrán que pagar al Estado, en agravio del Ministerio del Ambiente (MINAM), a raíz del daño que presuntamente habrían causado los miembros de esta comunidad. “Daño que fue valorado en 2 extremos, principalmente por el costo de la deforestación (…) y que será sustentado técnicamente en juicio por el perito experto tipo de daño patrimonial y daño emergente”, sostuvo el procurador público.


Por su parte el representante de la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental (FEMA), señaló que “en efecto se ha producido un hecho ilícito, que tiene como parte agraviada al Ministerio del Ambiente, representado por el procurador público y al Ministerio Público (…) Lo que corresponde en esta presente audiencia es si el procurador público representante del Medio Ambiente debe o no como parte civil o parte agraviada, por lo que pido señora magistrada que declare fundado el pedido de la Procuraduría Pública y se declare infundado el pedido de la defensa”.


Tras lo señalado, la magistrada Celinda Pizan, señaló que se resolverá dentro del plazo correspondiente lo solicitado por la Procuraduría Pública. Cabe señalar que en su defensa los menonitas señalan que ellos no han deforestado, es decir talados árboles de bosque primario, sino que han limpiado las hectáreas de purma o bosque en descanso que canjearon con el maderero César Granda Daza, por lo que al ser utilizado el bosque para explotar sus recursos madereros ya pasó a ser bosque secundario.