• LaVozUcayalina

¿Cuánto podría llegar a costar una Asamblea Constituyente en Perú?

Además de inestabilidad política, incertidumbre jurídica y el riesgo de que se instaure un régimen autoritario, la pretensión del gobierno de Pedro Castillo implicaría un gasto al país de al menos S/450 millones, según expertos, que advierten además que, en la práctica, funcionaría como Congreso “paralelo”.


Créditos: Vigilante.pe

El proyecto de asamblea constituyente de Castillo y Cerrón no resiste el menor análisis costo-beneficio.


Aunque es poco probable que por la vía regular y legal se materialice el proyecto de reforma que presentó el presidente Pedro Castillo para someter a referéndum la instalación de una asamblea constituyente en el Perú, es válido revisar cuánto le podría costar a los peruanos una pretensión de este tipo, si se tiene en cuenta que no es prioridad para más del 90% de ciudadanos y que además no se necesita una nueva Constitución para atender los principales y más urgentes problemas del país.


Además de inestabilidad política, incertidumbre jurídica y el riesgo de que se instaure un régimen autoritario, la intención del gobierno de instalar una constituyente implicaría un alto costo para el país de al menos S/450 millones, si tomamos como base el presupuesto anual del actual Congreso, ya que la iniciativa del Ejecutivo señala que la asamblea será una especie de réplica del Parlamento.


Por ejemplo, la constituyente estará conformada por 130 asambleístas que tendrán las mismas prerrogativas que los congresistas y que estarán en funciones por 9 meses, prorrogables por 3 meses más; es decir, por lo menos un año. A ello se suma que el actual Legislativo se mantendrá en funciones. ¿Qué implica esto? En la práctica, sería como tener un Congreso “paralelo” o “espejo”, incluso a nivel presupuestario.


Es decir, el sueldo y otros beneficios de un asambleísta serían similares al de un congresista, que percibe al mes S/ 26,000, entre remunerción, gastos de representación y bonos de desempeño, más dos gratificaciones al año y compensación por tiempo de servicios (CTS).


El costo de la planilla por un año de 130 congresistas supera los S/40 millones, sin contar CTS. A ello se suman los asesores y el personal por cada asambleísta y sus sueldos, además del alquiler de oficinas y otros temas logísiticos. El actual Parlamento tiene 3 mil trabajadores.


Martín Cabrera, experto en asuntos parlamentarios, explicó en El Comercio, que para determinar lo mínimo que podría costar la asamblea constituyente, se puede tomar como referencia el presupuesto actual del Parlamento y su división funcional.


“Esta asamblea constituyente va a replicar toda la función legislativa y parte de la función de representación. Mínimamente podría costar poco más de la mitad de lo que cuesta el Congreso hoy. El Congreso cuesta S/880 millones, la Asamblea Constituyente puede costar S/450 millones”, añadió.


Para Jose Cevasco, ex oficial Mayor del Congreso, el costo de la Constituyente sería superior a los S/600 millones, ya que el presupuesto público del Congreso para este 2022 es de más de S/879 millones, de los cuales, solo el rubro de personal y obligaciones sociales demanda más de S/626 millones (71% del total).

El cálculo de Cevasco coincide más con el del politólogo Fernando Tuesta, expresidente de la Comisión de Alto Nivel para la Reforma Política. “No creo que baje de entre 600 y 800 millones de soles si es que lo comparamos con el Parlamento actual”, apuntó.


En su proyecto, el Ejecutico se compromete a garantizar “los recursos que resulten necesarios para cubrir los gastos de instalación y funcionamiento de la asamblea constituyente”, pero lo que no explican es de dónde saldrá ese dinero. Lo podemos intuir: del bolsillo de los contribuyentes.