• LaVozUcayalina

DEFORESTACIÓN EN LA RESTINGA ES UNA AMENAZA

A menos de una semana de haberse reportado la tala de un árbol de la especie Catahua, en las orillas del Lago de Yarinacocha, otros 15 árboles corrieron la misma suerte.

El arboricidio fue tajantemente rechazado por Victor Gonzáles Vargas, presidente de la organización Sembrando Huellas, quien lamentó que se haya atentado contra el ecosistema en este importante recurso natural como es el Lago de Yarinacocha.


"La tala de estos árboles demuestra una absoluta inconsciencia y ausencia de valores ambientales en las personas que actuaron de esta manera, no existen programas o acciones de los diferentes niveles de gobierno que garanticen la preservación de estos recursos. Esos árboles eran de seguro el hábitat de aves y de algunos roedores, ahora por la mano del hombre no o están", indicó Gonzáles Vargas.


Esta especie forestal, que era admirada y valorada por los miles de turistas que llegan a la región anualmente, tenían entre 20 a 50 años de vida.


Pese a que la semana pasada se presentaron representantes de la Gerencia Regional Forestal y Fauna Silvestre de Ucayali (GRDFS), la Fiscalía Corporativa Especializada en Materia Ambiental, la División de Medio Ambiente PNP y el Área de Medio Ambiente, la tala indiscriminada de árboles continuó.


Cabe precisar que, según la normativa vigente, bajo ninguna circunstancia se puede talar árboles que crecen y viven a orillas de la laguna.


Samir Linares