• LaVozUcayalina

Destinarán parte de recaudación petrolera a pueblos indígenas

Pedirán que 2.5% de recaudación petrolera se destine a todos los pueblos indígenas del circuito petrolero, asegura James Pérez, presidente de Aidecobap.

Escribe: Augusto Padilla

En el marco de la legalización de la entrega del fondo de 2.5% de producción fiscalizada de Petrotal a las comunidades de influencia directa del Lote 95, en el distrito del Puinahua, provincia de Requena, el presidente de la Asociación Indígena de Desarrollo y Conservación del Bajo Puinahua (Aidecobap), James Pérez, afirmó que este solo es el primer paso de un plan más ambicioso que involucra a todo el circuito petrolero.


Según Pérez Pacaya, cuya organización mantuvo control territorial sobre el Lote 95 desde el 28 de febrero hasta el pasado miércoles 6 de abril, uno de los propósitos de la plataforma de lucha indígena es que este mismo fondo se aplique en todos los demás lotes del circuito petrolero. En otras palabras, que se haga una homologación del 2.5% en todas las zonas indígenas con estas características en la región Loreto.


“Nosotros llevaremos nuestra experiencia (a otros lotes), para seguir trabajando, porque lo estamos pidiendo es, una vez conseguido el 2.5% como derecho legítimo de los pueblos a través de la ley, la homologación de ese fondo en todos los lotes. Esa es la lógica al final”, declaró el dirigente, quien a su vez forma parte de la plataforma Pueblos Afectados por la Actividad Petrolera (PAAP), con líderes indígenas en todos los lotes de la región.


En cuanto al Puinahua y el Lote 95, el presidente de AIDECOBAP afirmó que esperan que la mesa técnica que será formada en el transcurso de estos días trabaje el marco normativo para la aplicación de este fondo en un periodo máximo de 30 días. “Mañana entramos con el premier a Bretaña (capital del Puinahua), para hacer el anuncio y regresamos a Lima con el equipo técnico a trabajar”, concluyó.


Una paz duradera

James Pérez consideró que este acuerdo firmado entre el Estado peruano, Petrotal y AIDECOBAP, puede ser el inicio del fin de los conflictos sociales en Bretaña, una zona que presenta un largo historial de violencia que hasta cobró la vida de dos personas kukamas en agosto de 2020. “Si se materializa, para nosotros nos llevará a una paz duradera”.


Sobre la ejecución de este presupuesto, indicó que existe una agenda prioritaria para las comunidades indígenas del Puinahua que incluye la lucha contra la anemia y la implementación de agua potable. “Yo creo que esto en síntesis es el desarrollo de los pueblos, y esto implica que estas comunidades cuenten con servicios básicos como es agua de calidad, una atención de salud intercultural de calidad, seguridad alimentaria de calidad que nos lleve a erradicar la pobreza, la anemia, la desnutrición”, concluyó.