• LaVozUcayalina

Detectan perjuicio de S/ 401 mil en Atalaya

En el 2019 se aprobaron encargos internos contra la normativa, y se rindieron actividades no ejecutadas.

La Contraloría identificó que durante el año 2019 se aprobaron desembolsos en la modalidad de encargos internos que no cumplieron con el objetivo, finalidad y funcionalidad en la municipalidad provincial de Atalaya, lo que generó un perjuicio económico de S/. 401 445.00 en contra el Estado.


Según el Informe de Control Específico N° 050-2020-2-2683-SCE, se presentaron rendiciones con comprobantes de pago no autorizados por SUNAT y carentes de veracidad, además de actividades no ejecutadas.


Existen a la fecha encargos internos pendientes de rendición por S/ 30 741.00.


Se determinó que los encargos fueron otorgados sin considerar lo establecido en la directiva de tesorería, ya que se aprobaron sin adjuntar el formato de autorización de descuento de haberes, y en otros casos sin tener el informe de la sub gerencia de abastecimiento y servicios auxiliares, referido a la oferta local de bienes y servicios, entregando mayores recursos a funcionarios y servidores que tenían rendiciones pendientes.


Además, se admitieron rendiciones con boletas, facturas y recibos por honorarios electrónicos no existentes en la SUNAT, también se identificaron rendiciones con boletas y facturas sin que se haya realizado el gasto correspondiente.


Se evidenció que los encargos internos fueron otorgados para actividades que no generaron valor público en la población, incluso algunos no estaban programados en el Plan Operativo Institucional del 2019, y a través del Plan Institucional Modificado se les asignó presupuesto, se aprobaron gastos previsibles por tanto programables, también para apoyo social a pesar de tener su propia directiva interna.


Los auditores recogieron testimonios de los beneficiarios de apoyo social, quienes indicaron que nunca recibieron dicha ayuda económica de parte de algún funcionario de la Municipalidad, asimismo en el informe se identificó a supuestos proveedores que niegan haber mantenido relación comercial con la entidad.


Samir Linares