• LaVozUcayalina

Edwin Vásquez López: “Fiscalías Anticorrupción más parecen pro corrupción”

“Otorongo mayor” sostiene que Ucayali requiere de quien la maneje como a una empresa. Confiesa ser partidario de un cambio de trazo de la Federico Basadre, sin embargo, antes realizaría obras para darle mantenimiento y dice que a diferencia de sus contendientes “no ha pisado nunca una comisaría”. Sesgo maderero puede jugarle en contra.


Escribe: Hugo Enrique Alejos

Vásquez popular “Otorongo”. Fue gobierno del 2003 al 2006. I Foto: Santiago Romaní


Bachiller en administración, Edwin Vásquez López, fue presidente regional de Ucayali del 2003 al 2006. El empresario maderero tienta nuevamente el cargo, por tercera vez consecutiva, y promete, según sostuvo en entrevista con La Voz Ucayalina, “enderezar este barco que está a la deriva”. Si bien señala que realizaría una gestión en Salud y Educación, añade que transporte y energía eléctrica serán también pilares de su eventual gestión.


“Nosotros hicimos seis tramos de la carretera Federico Basadre, sin embargo, no le han hecho mantenimiento adecuado y ahora parece una pista bombardeada”, sostiene el candidato de Ucayali Región con Futuro. Al ser consultado sobre un posible cambio de trazo, dice que es necesario, pero que tomará algún tiempo y que mientras hay que ponerla en buen estado. El popular “Otorongo”, dice que Pucallpa ya está al tope en cuanto a energía eléctrica se refiere. “Los de Electroucayali dijeron que 50 megavatios servirían para 30 años, eso es falta de visión, ahora estamos en 84 megavatios, debemos pensar en 150 y eso es pensar en energía para el desarrollo, Masisea y 14 pueblos más allá, llevar energía hasta el lago Imiría, para sostener el turismo”, declaró.

El “Otorongo” postular por tercera vez consecutiva. I Foto: Hugo Alejos


Vásquez López es un entusiasta partidario de la carretera Perú Brasil, dice que este proyecto -que es suyo- ha sido diseñado a la par con guardabosques y especialistas que evitaron que el trazo atente contra alguna comunidad nativa. “Brasil está de acuerdo y no pasamos por ninguna comunidad nativa, ni mestiza, ni no contactados, eso es mentira porque ya hicimos el levantamiento topógráfico”, refiere. Además, el levantamiento topográfico, para lo que tenia destinados 300 mil soles, costó solo 230 mil, Vásquez dice que con ese saldo se hicieron otros proyectos, y apela a esa capacidad de ahorro. Toda la producción agraria andina serviría solo para alimentar tres regiones del país garoto: Rondonia, Mato Grosso Sur y Acre.


El masiseíno de nacimiento es duro crítico de la educación en la región. “Nuestra universidad en vez de surgir ha decaído, la UNU está en los últimos niveles porque solo ven sus intereses personales y no los de la juventud, todos los años cambian de profesores, igual al Tecnológico”, sostiene.

Y añade que “Eduardo Meza Saravia debe ser un gran centro superior de estudios que nos alimente en la identidad en las áreas de música, canto, pintura y, ¿por qué no? teatro”. Vásquez finalmente se refiere a lo que considera el gran flagelo de la actualidad, es decir, la corrupción. “El dinero se hace de sol en sol, no hay negocio lícito que te de dinero de la noche a la mañana”, arguye. “Hay que culminar el Hospital, yo encontré un Gobierno Regional colapsado totalmente con un millón y medio de soles en deudas por medicinas, yo construyo, no destruyó”, añade quien administró siete empresas “y nunca quebraron”. Además, dice, son las instituciones encargadas de vigilar a las autoridades las que fallaron, “no sabemos desde dónde viene esta mafia de no actuar”. Y que la “Fiscalías Anticorrupción mas parecen Fiscalías pro corrupción”.

Apuesta por industria maderera como solución a males de la región. I LVU


Sobre las numerosas comunidades nativas en Ucayali, Vásquez, dice que son muchas veces utilizadas por las ONGs. “Hay ONGs buenas y ONGs malas. Yo puse en su sitio a varias ONGs en mi gestión, hay que aprovechar los bosques racionalmente, esto de Purús que está aislado, lo llevan las ONGs con una capacidad ociosa tremenda”. Dice que el narcotráfico huye de las carreteras y que una modificación de la ley forestal ayudaría a contrarrestar este mal. “El bosque lo queman el narcotráfico y la agricultura. El narcotrafico es un tema complejo, hay que darles a quienes se dedican a ello la posibilidad de desarrollar otra actividad económica. El sector maderero contrarresta el sembrío de hoja de coca. Modificar la ley forestal, totalmente, empresas vinieron a querer sacar topa, le dijeron que no. El palo balsa o la topa. Los drones y aviones utilizan palo de balsa o bolaina, que saquen topa, cetico, marupa, mashaco. Así estas personas ya no destruyen bosque, eso hay que pensar”.


Finalmente ante la pregunta de por qué habrían de votar los ucayalinos por su persona, sostiene que “por la experiencia, limpia y obras. A diferencia de otros no tengo ninguna denuncia civil ni penal y con pequeños presupuestos hicimos grandes cosas”.