• LaVozUcayalina

Enfermera falleció cinco días después de recibir la vacuna contra la Covid-19

Salas Suarez: No existe registro en el mundo de una muerte como la sucedida con la enfermera, pues los malestares son hasta el tercer día.

Luego de conocerse el fallecimiento de Adela Lobera Silva, quien trabajaba como enfermera en el centro de salud San Fernando, y que, además, fuera vacunada contra el coronavirus en los últimos días; el director regional de salud, Juan Carlos Salas, salió al frente a desvirtuar que el origen de su deceso haya sido a causa de haber recibido la vacuna.


Juan Carlos Salas Suarez dijo que el personal de salud fue vacunado hace cinco días, y que el protocolo que manejan desde el MINSA es tener en observación a las personas vacunadas por un periodo de 30 minutos, además, que algunos síntomas pueden llegar a durar máximo tres días según la información recabada a nivel mundial.


El funcionario de Salud dijo igual no descartar la posibilidad que el deceso de Lobera Silva tenga algo que ver con que haya sido inoculada con la vacuna de la empresa china Synopharm, pero que ve poco probable que el informe que tenga que enviar el Hospital Regional de Pucallpa indique como causa probable de muerte, el haber recibido la vacuna contra el coronavirus.


Asimismo el director regional de salud se refirió a la vacuna que recibiera la tarde del lunes 22 de febrero; “yo me siento bien, gracias a Dios no he tenido complicaciones en mi estado de salud, así que pido al personal de salud y población en general tener confianza en la vacuna que es hasta el momento nuestra única arma con respaldo científico para luchar contra el coronavirus”.


Por otro lado, familiares de la enfermera fallecida mencionaron que su muerte fue repentina, además, aseguraron que no tenía ninguna enfermedad que pudiera poner en riesgo su vida, sin embargo prefirieron no afirmar que la muerte de Adela Lobera Silva haya sido a causa de la vacuna contra la Covid-19, por lo que esperaran los resultados de la necropsia.


Samir Linares

© 2020 La Voz Ucayalina