• LaVozUcayalina

España aprueba la ley de eutanasia convirtiéndose en el séptimo país del mundo en legalizarlo

La iniciativa fue aprobada luego de tres intentos y cuenta con el apoyo de cerca del 90 % de la ciudadanía



El Congreso de España aprobó este jueves la ley orgánica que regula la eutanasia, convirtiendo a España en uno de los siete países en los que el suicidio asistido es legal. A esta ley podrán acogerse personas que padezcan una enfermedad grave e incurable con un sufrimiento físico o psíquico constante e intolerable.


La propuesta fue aprobada con 202 votos a favor, 141 en contra y dos abstenciones luego de ser presentada por el Partido Socialista hace poco más de un año después de más de tres intentos de su aprobación en el país debido a la inestabilidad política.


Así, España se convierte en el séptimo país del mundo en regular la eutanasia, tras Holanda, Bélgica, Luxemburgo, Canadá, Colombia y Nueva Zelanda. En España, según encuestas, una abrumadora mayoría de la sociedad española, cercana al 90 %, apoyan esta legislación. De hecho, la iniciativa presentada por los socialistas ha contado con el apoyo y el impulso de familiares de personas que solicitaron ayuda para morir dignamente.


La nueva legislación legaliza y regula tanto la "administración directa al paciente de una sustancia por parte del profesional sanitario competente" como "la prescripción o suministro al paciente por parte del profesional sanitario de una sustancia, de manera que éste se la pueda autoadministrar para causar su propia muerte", es decir, tanto la eutanasia como el suicidio asistido, que podrá tener lugar tanto en un centro médico como en el domicilio del paciente.


El procedimiento que se establece comienza con la petición del paciente, que deberá realizarla por escrito dos veces en 15 días y en la que debe quedar claro que no obedece a ninguna presión externa. El enfermo podrá cambiar su decisión en cualquier momento y también podrá dilatar su ejecución todo lo que considere una vez haya recibido la autorización.