• LaVozUcayalina

Fiscal Víctor del Castillo: “Lisbeth Soto no ha mostrado arrepentimiento”

Entrevistado por La Voz Ucayalina, el representante del Ministerio Público a cargo de investigar la muerte del dueño de “MayUshin Tattoo”, Luis Chávez Mattos, señala que la acusada de parricidio sigue arguyendo que la víctima cometió “suicidio”.


Entrevista: Diana Tang

El Ministerio Público considera que los videos del hotel son determinantes. | Foto: Santiago Romaní.


-Doctor, ¿cómo califica el crimen contra Luis Antonio Chávez Mattos, el dueño de “MayUshin Tattoo”?

-Ver un caso de esta naturaleza a uno le causa impacto. Y uno se pregunta qué es lo que está pasando realmente en nuestra sociedad. Definitivamente es un caso delicado. Anteriormente, durante mi trayectoria, he investigado casos de esta magnitud.


-¿Cuál es el plazo para esta investigación?

-El plazo inicial consiste en cuatro meses pero se puede ampliar hasta por 60 días más. Estamos en la fase preparatoria de la investigación.


-¿Usted cree que 180 días serán suficientes para esclarecer el caso?

-La verdad es que, por ahora, avanzamos bien. Pero, si por algún motivo requerimos más tiempo, existe la posibilidad de que el caso sea declarado complejo por la misma naturaleza de las diligencias pendientes. Una vez que se culmina la investigación, el fiscal se pone en una posición estrictamente acusatoria, porque se supone que al terminarla uno está convencido de que se tienen los elementos de prueba suficientes.


-¿Cuál es la posición actual de la Fiscalía?

-Mi posición como representante del Ministerio Público es que Lisbeth Soto lo mató. La pareja estuvo en el mismo lugar y ella dice que él se cortó el cuello, que no pidió auxilio. Hay testigos que habitan el hospedaje (donde ocurrió el crimen), la acusada no pidió auxilio. Solo se comunicó telefónicamente con un amigo y salió del edificio como si nada hubiese pasado.


-¿Cuántos años de condena podría dictar el Poder Judicial contra la investigada?

-Veamos. De manera indirecta pienso que ella lo mató. Pero, ¿cómo lo mató? Eso es lo que no puedo determinar. Porque si yo no puedo probar la alevosía, por ejemplo, el parricidio no baja de 15 años. Pero si pruebo la alevosía, la condena es no menor de 25 años. La pericia lo podría revelar.


-¿La pericia psicológica?

-Claro, la conducta que ella presenta antes, durante y después del delito.


-¿Qué demostrarían los registros fílmicos del hotel donde ocurrió el crimen?

-Con eso se ha probado que el occiso entra primero a la habitación. Luego de aproximadamente media hora llegó la chica y nadie más volvió a entrar. Por medio de un video se ha podido ver cómo es que la chica sale, trapea el pasadizo que estaba lleno de sangre y regresa otra vez. Sale con una mochila y una bolsa. Pero cuando ella sale, Antonio Chávez ya estaba muerto. Y ese es justamente mi argumento.

Soto Hilario se encuentra internada en el penal de Pucallpa. | Foto: Santiago Romaní.


-¿En algún momento la investigada mostró arrepentimiento?

-El arrepentimiento se da cuando tú aceptas la responsabilidad de lo que ha pasado.


-¿Y ella no acepta ninguna responsabilidad?

-Ella no lo acepta. Lo que dice es que él se mató. No ha mostrado arrepentimiento en ningún momento.


-¿Cómo valora el Ministerio Público la postura de la acusada?

-El primer presupuesto para que se ordene la prisión preventiva es que deben existir elementos de convicción en grado de sospecha grave. El segundo presupuesto es que la pena por el delito sea superior a cuatro años. Y el tercer presupuesto se refiere al peligro de fuga y peligro de obstaculización.


-El Poder Judicial determinó que existe peligro de fuga…

-Claro, el peligro radica en la actitud de ella frente al procedimiento con relación a su comportamiento. Al margen de si lo mató o no, ella no comunicó la tragedia a ninguna autoridad, ni a la Policía. Nada.


-¿Podría haber una extensión de la prisión preventiva?

-Sí, se pueden pedir nueve meses más. Se puede ampliar hasta por 18 meses.


-¿Qué plantea el abogado de la imputada?

-Inicialmente, el abogado de la investigada vino a hablar conmigo respecto a una posible salida alternativa con una terminación anticipada. Pero le expliqué la postura del Ministerio Público con relación a este caso. Nos sentamos, agarré papel y lápiz y calculé la prognosis de la pena. Su propuesta no procedió.