• LaVozUcayalina

Gobierno retomó cotrol de la Estación 5 del Oleoducto Norperuano de Petroperú

Luego de que comunidades indígenas permanecieran en el lugar desde hace casi tres meses



El Gobierno recuperó el control de las instalaciones de la estación 5 del Oleoducto Norperuano (ONP) de Petroperú, en la provincia Datem del Marañón, en la región Loreto, tras arribar a diversos acuerdos con las comunidades nativas que permanecían en el lugar desde hace 85 días, impidiendo su funcionamiento en reclamo a sus demandas.


La comitiva del Ejecutivo, estuvo a cargo del viceministro de Hidrocarburos del Ministerio de Energía y Minas (Minem), Víctor Murillo. Esta comitiva llegó al lugar para concretar la entrega de las instalaciones y el fin de la medida de fuerza por parte de las poblaciones indígenas de los distritos de Manseriche y Morona, y a la vez realizó una supervisión de la estación petrolera.


“Es un día para impulsar la reactivación. Esta infraestructura del oleoducto tiene que comenzar a caminar nuevamente, porque también mueve la economía de la localidad, de la región y del país. Siempre los recursos naturales bien manejados y bien explotados, deben servir a las poblaciones, generando medios para mejorar sus condiciones de vida”, dijo el viceministro.


Murillo remarcó que el Ejecutivo “ha mostrado su voluntad de resolver las demandas de las comunidades” por ello se creó la Comisión Multisectorial para la propuesta de Desarrollo Integral para mejorar la calidad de vida de los pueblos originarios de los distritos de Manseriche y Morona de la provincia de Datem del Marañón y que entre sus funciones tendrá formular propuestas de proyectos de inversión pública y propuestas de mecanismos que permitan agilizar la elaboración y/o ejecución de los mismos.


La comitiva del Ejecutivo que llegó a la Estación 5 también estuvo integrada por representantes de la Presidencia del Consejo de Ministros y Petroperú; asimismo acompañaron funcionarios del Gobierno Regional de Loreto y los alcaldes de los distritos de Manseriche y Morona.