• LaVozUcayalina

Iglesia de Iquitos inauguró centro de escucha para víctimas de violencia

Espacio responde a una iniciativa mundial de la iglesia para denunciar y prevenir la violencia sexual, física o psicológica.


Escribe: Augusto Padilla

Mediante conferencia de prensa se inauguró centro de escucha. I Foto: LVU


Ayer, lunes 20 de junio en horas de la mañana, el Vicariato Apostólico de Iquitos inauguró su centro de escucha para víctimas de violencia sexual, física o psicológica; hechos que pueden haber ocurrido tanto dentro de las instancias de la iglesia católica como en cualquier rubro de la sociedad.


Así lo señaló a LVU monseñor Miguel Ángel Cadenas Cardo, Obispo del Vicariato Apostólico de Iquitos, quien indicó que este ambiente pretende denunciar, pero también prevenir, dado a que nace de una autocrítica de la iglesia en la que reconoce que existe violencia en su propia estructura y que esto no solo es un pecado grave, sino un delito que puede derivar en una sanción penal por parte de las autoridades.


“Esto es conveniente y necesario, es imprescindible escuchar a las víctimas. Sí, hay abusos, y esto es muy grave y lamentable. Lo que haya de pecado hay que corregir y lo que haya de delito hay que pasarlo a las autoridades para que sean ellas quienes decidan la gravedad del delito e impongan las penas oportunas”, declaró monseñor Miguel Ángel.


Por su parte, Silvia Quispe, coordinadora del Centro Escucha, manifiesta que de encontrarse indicios de delito en la denuncia, inmediatamente se activará el protocolo de atención respectivo con terapia, patrocinio legal y, de ser necesario, atención médica para la víctima. Además de derivar el caso a las instituciones competentes.

Miguel Ángel Cadenas Cardo, Obispo del Vicariato Apostólico de Iquitos. I Foto: LVU


El obispo de Iquitos precisó que esta iniciativa responde a un planteamiento global de la iglesia, la cual ha tenido buenos resultados en territorios como Europa y Estados Unidos. En ese sentido, comentó sobre una carta del papa Francisco, donde menciona la importancia de prevenir el abuso accionando desde los primeros estamentos, en otras palabras, trabajar desde la base para reestructurar aquello que está mal.


“A inicios de siglo surgen denuncias de abusos sexuales en la iglesia de Estados Unidos y la jerarquía no ha sabido responder adecuadamente. También vimos estos escándalos en Europa, Australia, Chile y todo el mundo. Lo que la iglesia ha ido aprendiendo es que es necesario prevenir, creer a las víctimas y poner los casos en las manos de las autoridades. Los estudios indican que esto ha dado resultados positivos”, declaró el sacerdote.


Y es que, para realizar la mejor labor posible en Iquitos, monseñor aseguró que cuentan con el personal adecuado; una trabajadora social y una psicóloga, quienes se encargarán de reinsertar a la víctima a la sociedad, y una abogada, quien deberá direccionar el caso hasta el Ministerio Público y las instancias correspondientes.


Finalmente, el obispo recordó que toda denuncia es de carácter sumamente privado y con un accionar riguroso a fin de no exponer a la víctima. También resaltó que este proyecto llegará a todas las parroquias y colegios parroquiales, donde se realizarán talleres de concientización y prevención.


Toda denuncia puede ser efectuada a través del número 949773925, mediante el correo cescuchavi@gmail.com, o de manera presencial acudiendo a la dirección Ricardo Palma 192.