• LaVozUcayalina

Investigación sobre el dióxido de cloro es catalogado como ridículo por la prensa internacional

El Congreso peruano aprobó investigar al dióxido de cloro como posible tratamiento contra la COVID-19, por lo cual, medios extranjeros como Vice, The Independent y las agencias internacionales EFE y AFP dieron su opinión al respecto.



Luego de que el Congreso aprobara la creación de una comisión que investigue el dióxido de cloro, sustancia potencialmente tóxica para la salud, similar a la lejía, como un posible tratamiento contra la COVID-19, Perú se convirtió en noticia mundial puesto que el consumo humano de está sustancia está totalmente desaconsejado por la Organización Mundial de Salud (OMS).


En la sesión plenaria virtual del último jueves 13 de mayo, la propuesta de crear la comisión obtuvo 49 votos a favor, 39 en contra y 31 abstenciones. De esta manera, la comisión tendrá 30 días para investigar “los posibles efectos positivos o negativos del dióxido de cloro en seres vivos, en el contexto de la pandemia”, así lo indicó, el congresista Posemoscrowte Chagua de Unión por el Perú, promotor de la propuesta.


La revista internacional Vice ha calificado esta decisión como una “vergüenza” en su último artículo publicado por el periodista británico Simeon Tegel. El texto inicia indicando que "el Congreso de Perú ha provocado el ridículo al votar para investigar si beber o inyectarse un blanqueador industrial porque podría curar el coronavirus".


Las criticas hacía la propuesta del congresista Chagua también fueron recogidas por diversos medios internacionales, entre ellas el periódico británico The Independent y otras principales agencias internacionales.


“El Congreso de Perú desoye a la OMS e investigará el dióxido de cloro”, tituló EFE. “Congreso peruano investigará si COVID-19 puede tratarse con dióxido de cloro, un compuesto tóxico”, remarcó la AFP.


Cabe señalar que, hasta el momento, Perú registra más de 65.300 muertos por coronavirus y 1,8 millón de casos confirmados en un país con 33 millones de habitantes.