• LaVozUcayalina

Iquitos fue cede del XIV Consejo de Ministros descentralizado

Presidente Castillo afirmó que se dará prioridad al desarrollo de las fronteras. Evento estuvo a punto de cancelarse.


Escribe: Augusto Padilla

Hoy se llevó a cabo el XIV Consejo de Ministros descentralizado en la ciudad de Iquitos, evento que contó con la participación del presidente de la República, Pedro Castillo, el presidente de la PCM, Aníbal Torres, los ministros y ministras de las diferentes carteras del Ejecutivo, el gobernador regional, Elisbán Ochoa, gerentes regionales y alcaldes y alcaldesas de Loreto; así como los representantes de la sociedad civil y los pueblos indígenas.


Sin embargo, el evento inició con un ambiente tenso, pues a las 9 de la mañana, el gobernador brindaba una conferencia de prensa en la que señalaba que las autoridades regionales y locales estaban evaluando la posibilidad de no participar del Consejo de Ministros ante lo que señalaron como un maltrato por parte del Poder Ejecutivo, durante la reunión de equipos técnicos del pasado domingo 29 de mayo.


Ochoa Sosa incluso anunciaba la posibilidad de llegar a un paro regional, hecho que fue aplaudido por los diferentes gremios y sindicatos presentes en las instalaciones del GORE Loreto. No obstante, dos horas después, autoridades regionales y locales terminaron por asistir a los ambientes de Postgrado de la UNAP, donde ya les esperaba el premier Aníbal Torres.


“Los loretanos, siendo un pueblo pacífico, nos hemos sentido agredidos, ninguneados porque vino una comisión (el domingo 29), que no estaba preparada para enfrentar lo que los loretanos necesitamos para superar nuestros problemas. Se debe entender que Loreto es territorio peruano, decidimos anexarnos al Perú y esa parece ser nuestra condena el día de hoy, porque no somos atendidos. Pueblos enteros que tienen dos horas de luz, sin servicios básicos y eso no nos hará competitivos”, declaró el gobernador ante el presidente de la PCM, aunque luego cambió su discurso para señalar que ese era un nuevo comienzo para las relaciones entre el gobierno nacional, regional y local.


Posterior a ello, pasadas las dos de la tarde, llegó el presidente de la República, Pedro Castillo, quien escuchó a los miembros de la sociedad civil y las respuestas de sus ministros. No obstante, como es de costumbre, evitó declarar a los medios de comunicación nacionales y regionales.


De lo poco resaltante para el panorama local, (cuando dejó de responder sobre sus acusaciones por parte de los medios nacionales y grupos de oposición), fue que se priorizarán proyectos de inversión para el desarrollo a las zonas de frontera. Esto, cabe resaltar, que luego que los alcaldes de Datem del Marañón y Putumayo indicaran que hay compatriotas que terminar por nacionalizarse ecuatorianos y colombianos ante la falta de atención del Ejecutivo.


“Esta región, que tiene la frontera más grande ¿cómo es posible que en 200 años haya hermanos que no sepan lo que es un DNI, una partida de nacimiento, menos el derecho a educación y salud, por eso invoco a nuestro ministro de Economía a que prioricemos estos proyectos y los viabilicemos, y aquellos proyectos que están entrampados, en conjunto debemos destrabarlos porque la población debe será atendida”, declaró el presidente, quien ya había anunciado una acción similar durante el GORE Ejecutivo llevado a cabo el año pasado en Iquitos.


De esa forma terminó un evento que resultó más movido de lo esperado, que en más de una ocasión denotó ambientes tensos entre las autoridades regionales y nacionales. Por ahora, parece que queda pendiente profundizar la agenda de conectividad vial y satelital, que es la gran deficiencia de la región y para la cual no se escuchó solución concreta por parte del Ejecutivo.