• LaVozUcayalina

La caída de “Muñeca”

Los entretelones y lo que se sabe hasta el momento de la captura de la alcaldesa de Yarinacocha, de la que hoy se conoce dio positivo al COVID-19, y sus secuaces. La maldición parece no tener fin.

Jerly Díaz, otrora abogada de asentamientos humanos, política de madera dura, hoy en su hora más crítica. | Foto: Hugo Alejos


Una autoridad, elegida para administrar una entidad pública, convoca a sus allegados y los insta a crear empresas de diferentes rubros. Empresas que no facturarán al Estado más de diez UITs, que realizarán obras de pequeña envergadura, y que, sobre todo, generarán cientos de órdenes de servicio para desfalcar las arcas de dicha entidad. Todo con el aval de funcionarios coludidos, quienes incluso fueron convocados para la principal misión de la tarea: no ser vistos, descubiertos. Es por ello el símil con los fantasmas.


Yarinacocha, jueves 25 de febrero en la madrugada. Cerca de 266 efectivos policiales de la División de Investigaciones de Alta Complejidad(DIVIAC), con apoyo de la Región Policial Ucayali, en coordinación con 40 fiscales del Ministerio Público, se alistan para dar cumplimiento a la orden del Primer Juzgado de Investigación Preparatoria para la detención preliminar por el plazo de 15 dias contra 37 personas.


La tarea es intervenir más de 43 viviendas y 33 personas, entre funcionarios y servidores ediles de la Municipalidad Distrital de Yarinacocha, quienes pertenecerían a la organización criminal Los Fantasmas de Ucayali, según el MP liderada por la alcaldesa Jerly Díaz Chota(41), quien fue bautizada con los alias ‘‘Doctora’’ o ‘‘Muñeca’’.


Cerca de las dos de la mañana, la DIVIAC sorprende a Díaz Chota en su habitación, inmediatamente ella y su esposo, Javier Pérez Núñez, también parte de la OC, son detenidos.


Se trata de un trabajo de investigación de casi un año, que permitió a la DIVIAC ponerle fin a los planes de esta OC, que habría hecho de las suyas por dos años al interior del municipio.


“Muñeca”, con casi 16 semanas de gestación, se descompensó durante la diligencia y fue trasladada al Hospital Amazónico de Yarinacocha para constatar su estado de salud, durante los exámenes habría dado positivo al COVID-19.

Traslado al Hospital Amazónico de Yarinacocha, allí se confirmó que la detenida tiene COVID-19. | Foto: Hugo Alejos


Esta organización criminal habría desfalcado entre el 2019 y 2020 un monto aproximado de 20 millones de soles. Son acusados por los delitos de colusión, malversación de fondos, peculado, cobros indebidos, cohecho, concusión, enriquecimiento ilícito, negociación incompatible, tráfico de influencias e ilícitos conexos por actos irregulares que habrían cometido desde la comuna.


Las investigaciones permitieron identificar 54 hechos como compras, obras, ordenes de servicio y órdenes de compra realizadas desde febrero hasta noviembre de 2020. Por cada supuesto pago de Orden de Servicio se giraba entre 30 mil a 35 mil soles.


Ashley Nelly Noruska Saira Diaz, hija de la alcaldesa, habría sido quien se encargaba de negociar los puestos de trabajo al interior de la municipalidad. Siempre bajo supervisión de su madre, o su esposo Pérez Núñez, lugarteniente.


Además, fue detenido el “novato” Carlos Valles Araujo, (a) “Cachetes”, quien se desempeñaba como gerente municipal de Yarinacocha y a quien se le atribuye haber firmado los contratos sobrevalorados para obtener presuntas ganancias ilícitas.

Muñeca y Cachete. Dúo inseparable de la MDY. | Foto: Santiago Romaní


Dentro de la extensa red de testaferros que habría tejido esta OC, el principal operador sería Alexander Borbor Soto (a) “Diablo”, quien también fue capturado en su domicilio, al lado de su esposa, actual subgerente de parques y jardines, Patricia Mera Silva.


Sobre Alexander Borbor Soto, habría que mencionar que en el año 2011 se acogió a la colaboración eficaz en el caso de los juaneaudios, apareciendo en un reportaje en Cuarto Poder. En él detalla como había registrado audios y videos (con su celular y cámaras encubiertas) de las reuniones que sostuvo Beatriz Yamashiro Nakasone (hija del entonces alcalde de Coronel Portillo, David Yamashiro), y el empresario lechero Ciro Sánchez.


Lo cierto es que Borbor no es ningún novato en estas lides, sus conexiones son famosas, antes ejerció la administración, el también contador tiene pasado cómo funcionario público.


Además a Borbor Soto se lo vincula estrechamente con Hilder Alegría Díaz, abogado de Román Tenazoa Secas, hoy prófugo de la justicia.

Alex Borbor, pieza clave en la investigación. Sus nexos alcanzan empresarios del rubro periodístico. | Foto: Santiago Romaní


Tras las detenciones, los implicados fueron llevados a la sede de un colegio en jirón Iquitos, que permanece en vigilancia de la PNP, desde allí salieron para un par de diligencias, médico legista y control de identidad.


Durante la conferencia de prensa para la que llegaron el titular del MININTER, José Élice, comandante general PNP, Cesar Cervantes y el fiscal Chávez Cotrina, así como el jefe de la DIVIAC, Coronel PNP Jorge Gonzáles, casi todos ellos familiarizados con los megaoperativos. Dieron a conocer que son 15 días de detención para que la fiscalía pida la extensión de la investigación, liderada por el fiscal Denis Michael Vega Sotelo.


Pagos a periodistas. Entre los hechos de los que se le acusa a Diaz Chota.


Chávez Cotrina informó que los detenidos serán procesados en nuestra ciudad, por lo que instó al órgano jurisdiccional, que al momento de emitir un fallo sobre el pedido de prisión preventiva ponga el interés de la población por encima de otros.


La captura de Jerly Díaz Chota como presunta cabecilla de la organización criminal Los Fantasmas de Ucayali, ha generado un clima de incertidumbre en los yarinenses, quienes han llegado a creer que el sillón municipal estaría con una maldición pues recordaron que el ex alcalde Gilberto Arévalo Ribeiro fue detenido recibiendo una coima por una obra, asimismo Julio Cesar Valera Silva, Guillermo Segundo Rabanal Cárdenas regidores que asumieron la alcaldía de Yarinacocha quienes se vieron inmersos en actos de corrupción; y ahora Díaz Chota .


Cabe mencionar que la alcaldesa de Yarinacocha es militante del partido político Alianza para el Progreso(APP) partido con el cual fue electa el 2018.

Los tiempos de paz. Ayer Pancho Pezo deslindó tibiamente de su engreída de campaña. | Foto: Hugo Alejos


Durante la campaña al sillón municipal de Yarinacocha la entonces candidata Jerly Díaz Chota se embanderaba la lucha contra la corrupción, justamente por la situación en que la comuna se había visto inmersa por actos de corrupción por las exautoridades.


En su cierre de campaña del 3 de octubre del 2018, Jerly Díaz Chota prometía ser el cambio que Yarinacocha necesitaba “Es el momento de elegir bien, no por cara ni el apellido, sino porque los valores y principios se llevan dentro del corazón, yo eh sido formado para servir al pueblo, quiero confirmar mi compromiso de renacer Yarina, vamos a trabajar limpiamente, no habrá en cuatro años más de un alcalde”.


Lástima que no se cumplió. Hoy, la regidora Bertha Barbarán tendría que asumir la encargatura. Convocaron conferencia de prensa para las 9 am. Sin embargo, en este municipio todo puede pasar.



Samir Linares | Irwing Letona