• LaVozUcayalina

LA VACUNA

Hasta el momento, en nuestro país y por cálculos estimados en base al exceso de muertes a comparación de otros años(Sinadef),bordeamos los 100 mil muertos por el nuevo coronavirus.



La noche del último domingo llegó al Perú el primer lote de vacunas Sinopharm a nuestro país. Toda la noche, en los almacenes de Cenares, serán contadas y decididas las cantidades y destinos. Trascendió que Huánuco, actual epicentro de la pandemia para muchos, sería prioridad. La mañana del lunes, según fuentes al interior de la Diresa, sabremos cuántas y cuándo iniciaremos el proceso de vacunación en nuestra región.


Por lo pronto, si bien la llegada de la única forma conocida y avalada por ciencia, para hacer frente al desmedido contagio del SARS-CoV-2, es digna de saludar, chistes y celebraciones aparte, la ineficiencia, en comunicación y en acción, hacen prever que el proceso de vacunación no estará exento de las taras de toda la vida: corrupción y mala administración.


Hasta el momento, en nuestro país y por cálculos estimados en base al exceso de muertes a comparación de otros años(Sinadef),bordeamos los 100 mil muertos por el nuevo coronavirus. La primera línea lleva cerca de 300 bajas y en nuestra región, hubo jornadas en las que los equipos encargados de la tarea de recoger los muertos reportaron hasta 55 levantamientos.


Hoy, vuelven los fantasmas, uno que otro frío en las calles, UCIs abarrotadas, y oxígeno al día siguiente de solicitarlo.


¿Será el GORE Ucayali, con su “eficiente gestión” de la pandemia, la institución adecuada para liderar este proceso?


Más de 5 mil excesos de muerte en 2020, en Ucayali, así como cerca de 40 mil contagios confirmados son los números que no debemos olvidar para, en paciencia, tentar un turno en el proceso de vacunación.