• LaVozUcayalina

Menonitas se reunieron con autoridades de Loreto para gestionar apoyo en denuncia por deforestación

Líderes de Wanderland, en Tierra Blanca, sostuvieron en Iquitos reunión con representante del GORE Loreto a fin de dar a conocer real situación de sus colonias, habitadas por más de 600 descendientes de anabaptistas alemanes. Trascendió que una comisión visitaría la zona en mención.


Escribe: Augusto Padilla

Autoridades del GORE Loreto y GERFOR se comprometieron a indagar y visitar zona de Tierra Blanca. | LVU


La semana pasada llegó a la ciudad de Iquitos un grupo de migrantes de la Asociación Cristiana Menonita, acompañados de su representante legal, con la finalidad de obtener el apoyo del Gobierno Regional de Loreto (GORE Loreto), ante la denuncia por deforestación que la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental (FEMA) de Pucallpa, les impuso.


Abraham Dyck, ministro de la colonia Wanderland, una de las tres colonias menonitas que en el 2017 llegaron a asentarse a 30 kilómetros de Tierra Blanca, en el distrito Sarayacu, provincia de Ucayali. Sin embargo, en 2020, la FEMA de Pucallpa (entidad a la que la FEMA de Nauta le derivó el caso por cuestión administrativa), y la procuraduría del Ministerio del Ambiente, pidieron 3 760 000 soles de multa contra estas colonias por la presunta deforestación ilegal de más de 220 mil hectáreas de bosque primario. Esta denuncia se sustenta en unas imágenes satelitales propaladas en internet, en las que se evidencia un gran avance de deforestación en la zona ocupada por los menonitas con fotografías del antes y después de su llegada. Ante ello, este grupo religioso de ascendencia alemana, asegura haber llegado al país con toda la documentación necesaria y que, al ingresar a Loreto, tuvieron un acuerdo con la empresa maderera K&B Company, que operaba de manera formal en este territorio.


Asimismo, afirman que K&B Company ya había explotado todo recurso maderable de valor antes de salir, por lo que el valor que le dieron a esta tierra fue netamente agrario y exclusivamente para subsistencia, como dicta el dogma de sus religión. “El bosque antes ya había sido aprovechado en sus recursos maderables por una empresa de la zona, es decir, se convirtió en bosque secundario, nosotros no somos madereros, solo trabajamos para sobrevivir, mantener la familia. (…) Hemos tenido un poco de plata antes cuando vinimos a invertir dese Bolivia, y ahora que ya hemos invertido para trabajar, no nos dejan”, sostuvo el señor Dyck.

Menonitas de Sarayacu rechazan denuncia de deforestación y buscan que autoridades de Loreto visiten colonias. | LVU


Agregó que los menonitas no buscan lucrar a costa del Estado con actividades ilegales y que sus tres colonias han demostrado ser de gran ayuda para la población mestiza de Sarayacu e incluso de toda la provincia de Ucayali. Sus cosechas son comercializadas en los centros poblados y, del mismo modo, ellos compran productos que no producen en sus colonias. En otras palabras, dinamizan una economía que antes se encontraba en extrema pobreza.


“Las multas que nos ha puesto el fiscal de Pucallpa es imposible para nosotros, no hay esa cantidad. No somos gente que está metida en la coca, si nosotros estuviéramos metidos con la coca sería fácil pagar esa multa de tres millones. Pero nosotros estamos en el camino que nos dio Dios, que tenemos que trabajar la tierra, vivir de la tierra, comer del pan con el sudor de nuestra frente”, manifestó Abraham Dyck.


Además, de acuerdo a Medelú Saldaña, representante legal de las colonias menonitas, la propia norma del MINAGRI (en el decreto supremo 018-2015. Artículo 207.3, inciso E), establece como infracción muy grave extraer recursos forestales sin autorización a excepción de los aprovechados por subsistencia.

Actualmente en Sarayacu hay cerca de 20 niños menonitas peruanos. | LVU


En esa línea, Saldaña indica que durante su visita a Iquitos, solicitaron al GORE Loreto y la Gerencia de Desarrollo Forestal y Fauna Silvestre (GERFOR), información de los permisos forestales en la zona para sustentar que todo el potencial maderero había sido extraído por la empresa antes de su llegada. “Tenemos personas en nuestra región, gente que conoce nuestra realidad y no podemos permitir abuso de autoridades que no sean de nuestra región. Si nos tienen que sancionar, que sea por parte de aquellos que conozcan nuestra realidad”, declaró Medelú Saldaña, quien, además, fue subprefecto de Sarayacu.


Afortunadamente para los intereses de esta colonia, Medelú Saldaña asegura que el gerente de GERFOR, Óscar Llapapasca, se comprometió a visitar las colonias de Tierra Blanca con una comisión especial, con la finalidad de corroborar las declaraciones de los menonitas y de ser necesario, atender sus necesidades.


Finalmente, el señor Abraham Dick, afirmó que ellos llegaron a Loreto con la finalidad de quedarse y vivir en armonía con las comunidades de la zona. “Pedimos al gobernador que nos ayuda porque nosotros hemos venido a morir acá. Ya hay incluso bebés nacidos en este territorio”, concluyó.