• LaVozUcayalina

Mery Fasabi: Docente que cambió las aulas por la atención de pacientes con COVID-19

El Comando Matico tiene como vicepresidente a una mujer representante del pueblo Shipibo Conibo, Mery Fasabi, quien antes de la pandemia dedicaba su vida a la docencia del nivel primario.

Mery Fasabi, fundadora y vicepresidenta del Comando Matico. | Foto: Santiago Romaní


Mery Fasabi Monteluisa (45), docente del nivel primario de origen Shipibo Conibo, cambió las aulas de clases por espacios comunitarios en donde llegó a atender a pobladores indígenas y mestizos, quienes eran diagnosticados con la infección por el nuevo coronavirus. Natural de la comunidad nativa de Panaillo, nos comenta que desde niña añoraba un mundo con mayores oportunidades para su pueblo.


En el segundo trimestre del 2020, Ucayali vivió sus picos más altos en cuanto a personas contagiadas y fallecidas, los hospitales abarrotados y declarados en colapso, ante este escenario y al no existir voluntad de las autoridades por atender a las comunidades nativas, un grupo de shipibos decidió hacerle frente a la pandemia con la medicina que heredaron del bosque, nació así el Comando Matico COVID-19.


Mery es miembro fundadora y actual vicepresidenta de la Asociación de Centro de Medicina Ancestral Comando Matico, luego de un año de la llegada del coronavirus al país, dice que su vida ha cambiado mucho, por la recarga de trabajo que ahora tiene.


“Son tres días de desvelo que tengo, ahora tenemos pacientes que se están recuperando lentamente y nosotros debemos estar al pendiente de cómo van mejorando”, sostiene a LVU.


“Ahora que estamos en la segunda ola, hay bastantes personas que llegan a nuestros ambientes pidiendo ser atendidos, los atendemos porque eso es nuestro fin como asociación, compartir nuestros conocimientos en beneficio de la comunidad”, añade.


Mery Fasabi fue diagnosticada con coronavirus en el mes de julio, ella sufrió una descompensación cuando participaba de una conferencia de prensa en el que exigían apoyo a la labor que desarrollaban.


Como mujer indígena nos comenta que no ha sido fácil emprender esta acción humanitaria, han tenido que sobresalir aún con la indiferencia de las autoridades.


“Cuanto me gustaría que las autoridades de turno nos puedan dar la mano para seguir brindando atención a las personas que acuden a nosotros”

Asociación de Centro de Medicina Ancestral Comando Matico. | Foto: Santiago Romaní


A la fecha el Comando Matico ha atendido a más de 800 pacientes.


Uno de obstáculos que tuvo que enfrentar Mery fue el tener que alejarse por muchos días de su familia, pues el estar en contacto directo con personas contagiadas con coronavirus impedía que se acercara a sus hijos.


Mery Fasabi Monteluisa, recibió el pasado 8 de marzo el reconocimiento Orden al Mérito a la Mujer Ucayalina, de manos del gobernador regional Francisco Pezo.


En esta actividad la vicepresidenta de Comando Matico volvió a exigir apoyo al gobierno regional para que continúen brindando atención con medicina tradicional.


“No hay ninguna normativa que nos diga a las autoridades que dispongamos de recursos para apoyarlos, hay falta de comunicación o de repente ustedes no conocen, además, si dejo un balón de oxígeno con ustedes se puede perder” fue la respuesta de la máxima autoridad regional.


En los próximos días, Mery Fasabi Monteluisa, tendrá que volver a las aulas para reencontrarse con sus alumnos de la comunidad nativa Nueva Samaria, en la lejana Iparía.



Samir Linares