• LaVozUcayalina

Mujer denuncia que Ernesto Tapia se quedó con el dinero de la venta de su casa

Un candidato al Congreso, una madre de familia desesperada, un hijo con leucemia y una abuela que falleció luchando por su casa valuada en 90 mil soles (hoy vendida por 20 mil) puesta en garantía por un préstamo de 10 mil soles otorgados por el hoy postulante congresal de Juntos por el Perú, Ernesto Tapia y esposa. La familia denunciante, se encuentra en vilo ante la amenaza de ser desalojados en cualquier momento de una propiedad en donde viven hace mucho tiempo.

Candidato Tapia habría intercedido en cobranza poco amistosa. | Foto: Hugo Alejos


En noviembre de 2018, el hijo de Shirley Adreanny López Vargas (36), un menor de 2 años de iniciales M. K. M. L, empezó a presentar síntomas muy extraños sobre una enfermedad.


Para entonces, López Vargas, comenzó sus prácticas de estudio en el Ministerio de Trabajo, en donde se encontró a Ernesto Tapia, excompañero de estudio de la facultad de derecho en la Universidad Nacional de Ucayali(UNU), quien en ese entonces laboraba como inspector de la Sunafil, en el área al que fue designada López.


El estado de su salud del bebé empeoró y los hospitales ya no daban razón del diagnóstico, para lo cual era necesario dinero para recurrir a una clínica privada, hecho que llevó a López requerir un préstamo de dinero, comentándole la situación a su conocido, hoy candidato al Congreso de la República por Ucayali de Juntos por el Perú.


“Me dijo ‘fíjate que mi esposa trabaja en la Derrama Magisterial y ella siempre está haciendo préstamos’”, aunque al principio López Vargas pidió 20 mil soles de préstamo, Tapia mencionó que no contaban con esa cantidad, ofreciéndole 10 mil soles, pero con la garantía de algo a cambio, presentándole a su esposa, Vanessa Sánchez


Aunque la casa en la que vivía la joven madre estaba a nombre de su mamá, por acuerdo familiar se tomó la decisión de ponerlo a nombre de Shirley Vargas.


“Pensé que realizaríamos un contrato donde me comprometía a pagar, pero resulta que no fue así. Me dijo (Vanessa Sánchez), ‘si tú deseas hacemos una compra y venta, pero no vayas a creer que yo me voy a quedar con tu propiedad, si pasa algo en este tiempo y no puedes cumplirme con lo que estamos pactando, vendemos la propiedad y me cobro lo que te presté más intereses y quedamos normal’. Confié en ella porque cuando uno pasa por ese tipo de problemas no sabes qué hacer y me confié”. La deuda fue asumida por Shirley Vargas, su esposo (quien tuvo que renunciar posteriormente a la constructora en la que trabajaba), su mamá, su hermana.


Sin embargo, el estado de salud del menor empeoró y en 2019 fue diagnosticado con leucemia, haciendo que López se apersonara donde Sánchez y decirle que no podía pagarle el préstamo, ante lo cual Sánchez le dio un mes de gracia, pero que al momento de la devolución ya no sería 10 mil soles sino mas bien 42 mil soles, refiere; pero López tenía que viajar a Lima a internar a su hijo, tratamiento por el cual se encuentra en la capital hasta la actualidad.


“Cuando a mi hijo le dio neumonía y estuvo en UCI a punto de morir y la señora Sánchez lo único que le importaba era que le pague, le dije que no estábamos en condiciones de pagarle, yo lo único que le pedí es que vendamos la casa ‘que nos paguen un precio justo, cóbrate tu plata’, le dije, porque jamás me he negado a pagarle a la señora”, sostiene.


Según López, Sánchez puso la casa en venta en sus redes sociales y López encontró compradora al poco tiempo, a quien comentaron el caso del menor y el problema de la garantía de la casa, el comprador aceptó y la pareja Tapia Sánchez también; no obstante, en conversación directa del comprador con ambos, el candidato de JP le habría indicado que López no tenía nada que ver con la compra de la propiedad pues esta familia solo eran posesionarios precarios y por lo tanto el dinero de la compra debía ser depositado directamente a la cuenta de Tapia.


“Él sabía perfectamente que no era así, porque lo que nosotros habíamos hecho era una garantía prendaría con la casa, nunca la hemos vendido, él lo sabe y su esposa también es testigo que nunca hemos vendido esa propiedad, que simplemente era una garantía y si yo he puesto en forma de compra, fue porque había confiado en ellos, en que si salía algo mal íbamos a vender la propiedad y que jamás se iban a quedar con la plata ni con la casa”.

Menor de iniciales MKML, al iniciar su tratamiento contra la leucemia en el Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas (INEN). | Foto: Archivo DVC


Según cuenta la madre de familia, la entonces compradora después de hablar con Tapia, se acercó a ella y le dijo que de la forma en que le había hablado el ahora candidato al Congreso, no tenía intenciones de devolver la casa sino de quedarse con el dinero de la compra y la propiedad, por lo que declinó la compra debido a los problemas legales.


Es así que, según comenta Shirley López, después de no llegar a ningún acuerdo y por decisión familiar, su madre Dora Vargas Celis, fallecida el último 11 de marzo, interpuso una demanda la cual fue rechazada, volviendo a demandar esta vez por medio de su abogado quien presentó una nueva demanda en Coronel Portillo, demanda que también fue rechazada causando suspicacia en la familia, pues les habían comentado que supuestamente la pareja de abogados tendrían influencias en el poder judicial poniendo trabas a las demandas de la familia.


Según menciona, López confirmó los rumores de influencias en el Poder Judicial, en septiembre del 2019, cuando en comunicación telefónica con Vanessa Sánchez esta le habría indicado que tenía conocidos en esta institución, “ No sé cómo si las demandas no procedían, ella se llegó a enterar que mi mamá la estaba demandando y me dijo ‘yo estoy viendo que tú me estás queriendo demandar’, yo le dije que quien estaba demandando era mi mamá y  era porque su esposo no quería llegar a ningún acuerdo. Entonces me dijo ‘ ahora sí me vas a conocer, por si no sabes yo tengo muchos conocidos y mi esposo también, yo no me voy a quedar con los brazos cruzados, soy abogada y conmigo ya te fregaste’”, sostiene López, siendo esa la última vez que recibió una llamada por parte de la esposa del candidato Tapia.


Sin embargo, López volvió a llamar, según indica de forma pacífica para pedirle no alargar más el proceso y vender la propiedad para pagar la deuda y cobrar la diferencia, recibiendo no solo negativas por parte de Sánchez sino también un trato hostil, negándole todo tipo de acuerdo y comunicación, por lo que decidió apoyar a su madre con la denuncia.


“Mi mamá siempre luchó por su casa, ella era una persona diabética, este problema le ocasionó que su salud decayera cada día más, ella lloraba constantemente por su casa y yo me sentía culpable, siempre traté de apoyarle, pero siempre veía que había un obstáculo en la materia legal para acceder a la justicia. En mi opinión, yo no sé si las puertas se cerraban era porque ellos sí eran conocidos y nosotros no”.


¿A usted le consta que esta pareja tenga conocidos en el Poder Judicial?

Ella en una oportunidad me comentó que tenía su familiar trabajando en el Poder Judicial y el señor Ernesto también laboraba en el Poder Judicial, ahora ya no sé.

Senda documentación presentada por López Vargas ante LVU, que probaría malas artes de Sánchez, cónyuge de Tapia. | Foto: Angie Arévalo - LVU


LA COMPRA Y VENTA A UN TERCERO


La propiedad ubicada a dos cuadras de av. Amazonas, valuada en más de 90 mil soles (según el perito contratado por la familia López Vargas para la tasación en noviembre del 2020), fue vendida por Vanessa Sánchez a un sujeto de nombre Jerson Alava, (quien según la familia López, tendría además una relación muy cercana con la pareja de esposos), por nada más y nada menos que 20 mil soles, sin embargo, durante un juicio, Alava no tenía conocimiento de la ubicación de la propiedad.


“Ella (Vanessa Sánchez) hizo un contrato de compra y venta por 20 mil soles que figura a nombre de Jerson Alava que es también amigo de la señora. Yo opino que el señor solo compró la propiedad de nombre, porque este señor nunca vino ni ha conocido el predio. El señor le hizo una demanda de desalojo a mi madre, ellos tuvieron un careo y de él sí procedió su demanda, eso me causa suspicacia y cuando el juez le preguntó dónde estaba ubicada la propiedad o de cuántos pisos era, no sabía nada, ¿cómo vas a comprar una propiedad si ni siquiera lo has visto?”, menciona.


Pruebas presentadas por Shirley Vargas, que demostrarían la presunta cercanía de Vanessa Sánchez con Jerson Alava.


Ante el desconocimiento por parte de Alava sobre detalles de la vivienda, la hoy difunta madre de Shirley Vargas, Dora Vargas Celis, pensó que fue suficiente prueba ante el juez para demostrar que este sujeto no era un comprador legal; explica López, pero grande fue la sorpresa de esta familia, cuando a pesar de la poca consistencia por parte de Alava ante el juez, la denuncia de él, procedió.


A raíz del fallecimiento de Dora Vargas, Shirley López, según menciona, se comunicó nuevamente con Vanessa Sánchez para pedirle llegar a un acuerdo por la casa, pero nuevamente no obtuvo respuestas favorables.


“Me contacté con ella, pensé que si tal vez la enfermedad de mi hijo no le conmovió, tal vez la muerte de mi madre lo iba a hacer, porque si bien no tengo pruebas de que ella puso como comprador ficticio a Jerson Alava, dentro de mi corazón sé que ellos tienen un pacto. Le dije que por favor se conmoviera por la situación que estoy pasando, que yo voy a regresar a Pucallpa y no tengo a dónde ir, a dónde voy a llevar a mi hijo, ya que mi mamá murió luchando por su terreno. Le dije aunque sea que nos dé 20 mil soles de la venta de la casa para ir a buscar otro terreno, pero fue en vano”, sostiene.

Tapia va con el #1 de JP. Al cierre de la nota no se logró el descargo del candidato. | Foto: Santiago Romaní


¿Cuál fue su reacción al enterarse que el señor Ernesto Tapia postulaba al Congreso por Ucayali?

“Nunca he tenido ánimos de perjudicarle en nada, pero pienso que una de las cualidades que debe tener un candidato representante de un departamento tiene que ser una persona empática. Con qué confianza si una persona pobre le pide apoyo ¿él lo va a hacer? Lo dudo. Porque si él conocía mi caso, tal vez no fuimos amigos, pero él me conocía, conocía a mi hijo ha conocido a mi madre y no se ha puesto en el lugar de padre ni de hijo, ni tampoco su esposa, para que haya actuado de esa manera, porque para ser autoridad hay que ser por lo menos, justo, tener compasión por las personas que te van a brindar tu voto”.


Shirley López, refiere que si realiza esta denuncia es porque quiere evitar que llegue al sillón congresal una persona que “solo busca llenarse los bolsillos”. “Si él no ha sido empático conmigo, mucho menos lo va a hacer con otras personas que ni siquiera conoce”, finaliza.


Hasta minutos antes de la publicación de la presente denuncia, LVU intentó coordinar los descargos del candidato, sin embargo, no fue posible.

 


 Jackeline Rodríguez