• LaVozUcayalina

Nilton Dávila admite asesinato de mujer y amenaza de muerte a familiares de víctima

En revelador audio, el confeso asesino de Ángela Collazos, muerta el último jueves en el A.H Nueva Soledad km 10,admite haberla matado por celos y amenaza de muerte a dos mujeres más.

El asesino de Ángela Collazos, Nilton Dávila Cerna, confesó el crimen durante llamada telefónica con un vecino del A.H Nueva Soledad, de apellido Palacios.

En el audio, se escucha a Nilton Dávila mencionar que los celos fue lo que le llevo a cometer el horrendo crimen. “Me dieron la noticia de que estaba con otro hue***, pero anoche con mis propios ojos lo vi y ya pues”.


Como si el asesinato de la mujer no fuese suficiente para el desquiciado hombre, Dávila Cerna lanza una amenaza y menciona que realizará dos asesinatos más “dos más voy a hacer (…) la señora y su hija están en mis manos, más vale que se vaya la señora a Iquitos”, menciona, en referencia a una mujer de nombre Estella y su hija, pues según él constantemente instaban a Collazos a botarlo de su casa, “todo se me acumulaba en la cabeza, no me busquen le decía”.

Llegada del cuerpo de la mujer a la morgue de Manantay. | Foto: Hugo Alejos


Lejos de mostrarse arrepentido por el crimen, Dávila Cerna se describe como una persona excelente, chévere, bacán, trabajador y preocupado por el pueblo.


Por otro lado, pese a que le ofrecen ayuda y que le indican que lo mejor es entregarse, el homicida se niega y continúa con las amenazas.


Antes de colgar la llamada, el feminicida pregunta sobre qué había pasado con el cuerpo de la occisa, incluso pregunta dónde se realizará el velatorio, pero sorprendentemente no muestra señales de arrepentimiento.


Como se recuerda, la madrugada del jueves, vecinos del A.H Nueva Soledad, en Manantay, alertaron de feminicidio a la policía.

Velatorio de Angela Collazos en el AAHH Nueva Soledad. | Foto: Hugo Alejos


El confeso asesino de la mujer sería su expareja Nilton Dávila Cerna (40) natural de Bagua, a quien la mujer había conocido por redes sociales hace 11 meses y con quien, según versión de los vecinos del lugar, la relación se había tornado bastante tormentosa.


Trascendió que la mujer había pedido garantías para su vida dos días antes en la comisaría de San Fernando, luego de haber sido amenazada de muerte por Dávila. El asesinato de la mujer había sucedido frente su hija de 7 años con síndrome de down.



Irwing Letona/ Jackeline Rodríguez

© 2020 La Voz Ucayalina