• LaVozUcayalina

“No espero nada de las autoridades, tendremos que actuar según nuestras costumbres”

Tras conocerse el reciente asesinato a dos líderes indígenas, el presidente de la Organización Regional Aidesep Ucayali (ORAU) denuncia que estos asesinatos ya no son casos únicos y/o aislados.


Orau actuará bajo sus propias normas.


En los últimos días dos líderes indígenas fueron asesinados en nuestra región, presuntamente a manos de personas vinculadas al narcotráfico u otras actividades ilegales, como el tráfico de tierras. Las víctimas, del pueblo indígena cacataibo, fueron Herasmo García Grau y Yenser Ríos Bonzano.


Berlín Diques, presidente de la Organización Regional Aidesep Ucayali (ORAU), solicita más voces y más unión en torno a la causa de los pueblos indígenas y advierte que, de no hallarse una pronta solución, podría con el tiempo generarse un nuevo «Baguazo» en protesta por la permanente vulneración a los derechos de los pueblos indígenas.


De igual manera, el presidente de ORAU menciona que condenan estas actitudes frente a pobladores indígenas, “la verdad, como organizaciones que defendemos colectivos y derechos de territorios, estas incidencias hacen ver que la situación del problema social en nuestra región, sobre todo en contra de los defensores de derechos humanos y ambientales, es extrema. Somos avasallados permanentemente. En este momento la selva se desangra porque las autoridades de turno aún no responden ni reaccionan frente estos casos violentos".


Sobre el rol que desempeñaban estas personas asesinadas en sus comunidades sostuvo que fueron protectores del medio ambiente. También protectores de los derechos humanos, porque ellos estaban cumpliendo una labor muy importante para sus comunidades, sobre todo Herasmo, quien estuvo haciendo un recorrido en la zona de la periferia de los límites de su territorio, y justamente se encontró con esta dramática muerte.


El líder indígena dice no esperar ninguna reacción de las autoridades locales, regionales y nacionales, porque este no es un solo caso, sino que ya hay casos anteriores. El caso de los cuatro líderes asháninkas de Saweto, el caso del hermano Pío, el caso del hermano Arbildo, el caso de los dos líderes en este momento.


El Apu de las comunidades indígenas de la región menciona que seguirán haciendo incidencia a través de la compañía de muchas instituciones, sobre todo de las ONG que colaboran mucho con ellos y acompañan el proceso de lucha, “creo que nosotros ya tenemos que tomar acciones inmediatas de acuerdo a nuestra propia cosmovisión y costumbres ancestrales”, finalizó.


Samir Linares