• LaVozUcayalina

Obesidad: lo que tienen en común casi todas las víctimas de los países más afectados por la COVID-19

Estudio demuestra que los casos mortales por la pandemia ocurrieron en países con índices de obesidad más altos.



La gran mayoría de los casos mortales de COVID-19 ocurrieron en países con los más altos niveles de obesidad entre sus ciudadanos (es decir, con un índice de masa corporal, o IMC, superior a 30) así lo dio a conocer este jueves un estudio de la Federación Mundial de Obesidad, organización sin ánimo de lucro.


De un total de 2,5 millones de víctimas fatales de la pandemia a nivel mundial, 2,2 millones provienen de tales países siendo que la tasa de mortalidad por coronavirus ha sido 10 veces mayor en aquellas naciones en las que al menos 50 % de la población adulta padece de sobrepeso, es decir, tiene un IMC de más de 25.


Entre los países más afectados destacan el Reino Unido, con 184 decesos por cada 100.000 habitantes y un 63,7 % de adultos con sobrepeso, y EE.UU., con 152,49 muertes por cada 100.000 habitantes y donde 67,9 % de las personas maduras sufren el mismo problema de peso, precisa Reuters.


Por el contrario, países como Japón y Corea del Sur, tienen tanto bajas tasas de mortalidad por el COVID-19 como niveles menores de obesidad entre los adultos.


Por ello, a nivel mundial cada vez más se insta a incluir la obesidad en la lista de riesgos sanitarios relacionados con el COVID-19, pues aparte de una mayor mortalidad, los altos niveles de IMC se asocian con mayor riesgo de ser hospitalizado o ingresar en cuidados intensivos o críticos.