• LaVozUcayalina

Serenazgo de Manantay permitió que dos delincuentes huyeran luego de cometer triple asalto

Dos de tres delincuentes fueron capturados por los vecinos de La Gran Vía luego de cometer triple asalto, sin embargo, huyeron a vista y paciencia del personal de Serenazgo de Manantay.

Vecinos del sector de La Gran Vía en Manantay capturaron a dos asaltantes a plena luz del día, pero Serenazgo de Manantay permitió que huyeran, según afirman los vecinos del sector.


Tres delincuentes fueron capturados en plena fuga luego de asaltar a un prestamista colombiano junto a sus clientes, en la huida del Motocar en los que se trasladaban dos de los tres delincuentes sufrió un desperfecto saliéndosele la cadena.


Ante el hecho y lejos de arrepentirse, los asaltantes encañonaron a una pareja de esposos con su menor hija en brazos para robarle una motocicleta emprendiendo nuevamente su huida. Ante lo cual el ciudadano colombiano se agarró a golpes con los delincuentes siendo golpeado con la cacha de la pistola que estos portaban.


Los vecinos al ver esta situación ayudaron al prestamista a capturar a los delincuentes siendo golpeados y desnudados mientras esperaban al personal del Serenazgo para ponerlos a disposición del personal policial.


Sin embargo, lejos de realizar su labor, personal de Serenazgo de Manantay no hicieron nada ante la fuga de los delincuentes, pues un tercer sujeto se acercó a los delincuentes y los vistió ya que se encontraban desnudos.


Vecinos del lugar refirieron que uno de los serenos se acercó donde los delincuentes y les dijo que no les podían trasladar porque ya estaban golpeados. No obstante ante la insistencia de los vecinos, los serenos motorizados recién tomaron acción y emprendieron la búsqueda de los delincuentes.


De esta manera, personal del Serenazgo de Manantay que se movilizaba en la camioneta de placa PQT-902 prácticamente se convirtieron en cómplices de estos delincuentes que cometieron triple asalto. Ya que huyeron a vista y paciencia del personal que se supone debería brindar seguridad a los vecinos manantaínos, sin embargo, permitieron que tres crímenes quedaran impunes.


Jackeline Rodríguez