• LaVozUcayalina

Testimonios y mafias: La pugna por obtener oxígeno en Pucallpa

Varios familiares de pacientes a la espera del oxígeno medicinal esperan su turno para recargar el oxígeno, sin embargo, también denuncian la presencia descarada de revendedores y ¿quién controla esto?

Escasez de oxígeno medicinal tiene a Pucallpa sumida en el dolor. | Foto: Santiago Romaní


La segunda ola, como era de esperarse, sacó nuevamente a relucir las deficiencias respecto del oxígeno en nuestra ciudad.


Vuelven las enormes colas a las puertas de las empresas, ¿acaso alguna vez acabó? La espera desesperada de familiares que dependen de este oxígeno contrasta directamente con la espera de los revendedores que hacen de las suyas en las colas y no hay ninguna autoridad controlando.


María Chipana, espera es la primera de la fila cuando llegamos, espera el oxígeno desde el domingo por la noche para su tía que acaba de dejar la respiración mecánica, pero que sin embargo, ahora necesita de los balones de oxígeno.


Chipana que espera paciente su turno en la mecedora recarga de tres a cuatro balones de oxígeno por día para lo cual gasta 180 soles por cada balón de oxígeno, es decir 30 soles el m3. “tengo que venir un día antes para poder avanzar rápido”. La tía de Chipana, de 57 años, quien no sufre de ninguna comorbilidad lleva internada 20 días en el hospital regional y en los próximos días se le volverá a tomar la prueba molecular para evaluar si aún permanece el COVID en su organismo.


En la cola también se encontraba un conocido chef de la ciudad que permanecía a la espera de su turno de oxígeno para su suegro desde las 10 de la noche también del domingo.


El suegro de este chef, paciente diabético de 54 años que, aunque es la primera vez que se contagia, su vida depende actualmente de este elemento tan vital por estos días. El chef nos comenta que necesita dos balones de oxígeno diario, “vinimos por desesperación porque ayer casi se nos va”, comenta apenado.


Sentimiento que contrasta duramente con saber que en la cola también se encuentran varios revendedores que amanecen haciendo en las filas para sacar provecho de la situación.

Familiares de pacientes que requieren oxígeno denuncian que muchos en la cola son revendedores. | Foto: Santiago Romaní


A mitad de la larga cola también tenemos a Gian Enrique, un joven veinteañero que aguarda en la cola el oxígeno para su padre, pintor automotriz, que se infectó por primera vez y lleva internado hace 10 días. Aunque afortunadamente solo necesita un balón diario de oxígeno, debido a que se detectó a tiempo la enfermedad y fue llevado al establecimiento de salud, no necesita de un ventilador mecánico.


“Tenemos que hacer la cola porque vemos la deficiencia, que a pesar de que hay plantas de oxígeno, pero no abastece”, explica. Enrique, además menciona la presencia de revendedores en estas largas colas, quienes en su afán de llenarse los bolsillos llenan varios balones de oxígeno.


“Sí hay revendedores, vienen a llenar 4, 5 o 6 balones diarios una sola persona, pero son varias personas”, sostiene. Esta situación, empeora entonces la fluidez de las colas debido a que son varios revendedores con varios balones de oxígeno.

Autoridades deben tomar cartas en el asunto lo antes posible. | Foto: Santiago Romaní


Vale mencionar que para el recojo de estos testimonios, La Voz Ucayalina habló con varias personas que permanecían en la cola por oxígeno, muchas de ellas no quisieron declarar, pero pudimos observar que efectivamente existen revendedores que se aprovechan de la emergencia sanitaria.


De otro lado, los que sí declararon, denunciaron la misma situación en las colas, revendedores a diestra y siniestra que lejos de mostrarse afectados por lo grave de la pandemia cuidan su lucrativo turno en grupos.


Mientras permanecíamos en el lugar ningún patrullero ni de la policía Nacional ni serenazgo, ni siquiera un efectivo policial fue visto por este lugar.



Jackeline Rodríguez


© 2020 La Voz Ucayalina