• LaVozUcayalina

Un año más sin Silvio Valles

El 12 de mayo del 2020 se reportó el fallecimiento de Silvio Valles Lomas, alcalde del distrito de Masisea. Valles era la primera autoridad del Perú en perder la batalla contra la COVID-19, hoy la idea de desarrollo para su distrito se vió opacada por los actos de corrupción de su sucesor. “Pancho, ayúdame urgente, ya voy a morir, te espero rápido”, fue uno de sus últimos mensajes vía Whatsapp.


Escribe: Samir Linares

Silvio Valles, shipibo de sangre y corazón, lamentable pérdida para Ucayali. | LVU


Han transcurrido dos años desde la muerte de Silvio Valles Lomas, el exalcalde del distrito de Masisea, quien a inicios de mayo del 2020 padeció los embates del nuevo coronavirus. Al principio, a Valles lo trataron con plantas medicinales en su domicilio, ello a pesar de los síntomas, pues conseguir una cama en un establecimiento de Salud era casi imposible. Pasados los días, y por la gravedad de los síntomas de la autoridad, fue internado en el Centro COVID-19 del Hospital Regional de Pucallpa (HRP).

Chats entre Valles y Pezo. Exgobernador apoyó al entonces alcalde, falta de oxígeno lo mató. | LVU


El 7 de mayo, Valles escribió por Whatsapp al exgobernador Pezo que “no lo dejara morir”. Pezo Torres habría realizado gestiones ante el exdirector regional de Salud y dispuso que la autoridad shipiba fuera tratada. El 9 de mayo, Silvio alertaba a través de chats que los cadáveres se acumulaban al lado de los pacientes internados. Para el 10 de mayo, Valles confiaba en su recuperación. “Está controlado, en tres días me dan de alta”, sostuvo en conversación con Francisco Pezo. A las 06:08 a. m del 11 mayo, Silvio Valles escribió al gobernador que había amanecido mejor, sin embargo, a las 10:06 p. m, el exalcalde shipibo pedía ayuda urgente. “Pancho, ayúdame urgente, ya voy a morir, te espero rápido”, recibiendo como respuesta del gobernador que ya había avisado al doctor (en referencia al entonces director regional de Salud, Abdulah Torres).“Pero ya, no quiero morir” fue lo que contestó Valles. El 12 a la 1:30 p.m, Valles perdía la batalla por falta de oxígeno.

Silvio al lado de sus padres en su natal Masisea. | LVU


Silvio Valles Lomas (40), natural de la comunidad Shipibo-Konibo Vista Alegre de Masisea, a orillas del Ucayali, fue, según sus familiares, un niño alegre y travieso como cualquier otro. Ya joven, Valles ingresó a la Universidad Nacional de Ucayali (UNU). En años en que no era usual ver un indígena en el campus universitario, Valles competía en conocimiento con mestizos en la carrera de contabilidad. A veces almorzaba solo, sin embargo, nada lo detuvo en sus aspiraciones y orgullo de llevar sangre nativa en las venas. “Un día seré profesional, madre, y serviré a mi pueblo”, eran constantemente sus palabras. Así, Valles fue ocupando con los años cargos públicos hasta convertirse en el primer shipibo electo en más de 120 años de creación de su distrito natal, Masisea.


La muerte de Silvio Valles remeció nuestra región, pues no solo moría una autoridad electa por el pueblo de Masisea, sino que su deceso se sumó al de otros pobladores indígenas que perdieron la vida en espera de recibir atención médica y oxígeno. Además, la pérdida de Valles Lomas inspiraría la conformación del Comando Matico, como una respuesta del pueblo indígena ante la inoperancia de las autoridades regionales para con el sector Salud.

Silvio Valles, excongresista Glider Ushñahua, también víctima de la COVID-19, con el comunicador Cecilio Soria. | LVU


Cecilio Soria Gonzáles, comunicador shipibo y fiel acompañante de Silvio Valles Lomas durante su periodo como alcalde de Masisea, recuerda con lágrimas en los ojos que el sueño de Silvio era convertir a Masisea en un distrito desarrollado sin perder su identidad cultural. "Él me decía 'Shisho', vas a ver que haré que Masisea sea reconocida a nivel internacional, debemos darle energía eléctrica y agua las 24 horas, fortalecer la educación y salud, estos serán los pilares para hacerla un distrito diferente. Sin olvidar de dónde venimos, sin olvidar que somos un distrito con muchas comunidades nativas, sin olvidar nuestra identidad", relata Soria.


Los sueños que Silvio Valles Lomas tuvo, se ven hoy truncados con su deceso, pues su sucesor Oscar Manuel Dreyfus Ríos, lejos de continuar con la visión de desarrollo, hoy es prófugo de la justicia al ser sindicado como el líder de la organización criminal “Las Hienas de Masisea”.