• LaVozUcayalina

Wuhan celebra emblemático festival en medio del avance global de la COVID-19

El festival de los cerezos en flor, una de las señas de orgullo en China, se celebró de forma habitual en Wuhan.



A un año del primer confinamiento mundial por la COVID-19, la ciudad china de Wuhan, en la que se registró el primer brote de la enfermedad, puede celebrar de nuevo su festival de los cerezos en flor, una de sus señas de orgullo. En contraste, hubo 406.869 contagios de coronavirus en todo el mundo.


Como se sabe, Wuhan sufrió uno de los confinamientos más estrictos del mundo desde el 23 de enero al 8 de abril del año pasado, por lo que sus habitantes se quedaron sin celebrar el Año Nuevo lunar, la principal festividad del año en el país, y el festival de los cerezos en flor, su orgullo local.


En la ciudad hay más de 500.000 cerezos, aunque los turistas suelen elegir dos parques en concreto para pasear entre ellos: el de la Universidad de Wuhan y el del Lago del Este.


La directora del parque del Lago del Este, Zou Hui, explicó a Efe que estas flores no solo son un anuncio de la llegada de la primavera sino que también “representan la esperanza”.




© 2020 La Voz Ucayalina